Escucha esta nota aquí

Expertos afirmaron este lunes que una supuesta mutación híbrida del coronavirus apodada "deltacron", descubierta al parecer en un laboratorio de Chipre, es muy probablemente el resultado de una contaminación de laboratorio, y no una nueva variante preocupante.

Leonidos Kostrikis, profesor de ciencias biológicas de la Universidad de Chipre, declaró el sábado al canal chipriota Sigma TV que él y sus colegas han identificado 25 casos de la llamada variante "deltacron", describiéndolo como "el fondo genético de la variante delta junto con algunas de las mutaciones de ómicron".

Posibilidad remota

Aunque es posible que los coronavirus se combinen genéticamente, es raro, y los científicos que analizan el descubrimiento del llamado "deltacron" dicen que es poco probable.

"Las secuencias del 'deltacron' chipriota de las que informan varios grandes medios de comunicación parecen ser claramente una contaminación", tuiteó el fin de semana Tom Peacock, virólogo del departamento de enfermedades infecciosas del Imperial College de Londres.

Jeffrey Barrett, director de la Iniciativa Genómica COVID-19 del Instituto Wellcome Sanger de Gran Bretaña, dijo que las supuestas mutaciones se encuentran en una parte del genoma que es vulnerable a errores en ciertos procedimientos de secuenciación.

"Es casi seguro que no se trata de un recombinante biológico de los linajes delta y ómicron", dijo el lunes.

Por su parte, Kostrikis reafirmó su postura, declarando el domingo a Bloomberg que los casos que ha identificado "indican una presión evolutiva para que una cepa ancestral adquiera estas mutaciones y no el resultado de un único evento de recombinación".

Diluvio de desinformación

Los reportes de llamado "deltacron" llegan mientras científicos se afanan en luchar contra el diluvio de desinformación sobre el COVID-19, que en gran parte circula por Internet.

La semana pasada surgieron informes no verificados sobre la circulación de un virus "flurona" o "flurone" –una combinación de gripe y coronavirus– que la Organización Mundial de la Salud (OMS) desestimó el lunes.

"No usemos palabras como deltacron, flurona o flurone. Por favor", tuiteó Maria van Kerkhove, epidemióloga de enfermedades infecciosas de la OMS. "Estas palabras implican la combinación de virus/variantes y esto no está ocurriendo", dijo.

Aunque las personas pueden padecer gripe y coronavirus al mismo tiempo, los dos virus no pueden combinarse.

A diferencia de las nuevas variantes de COVID-19, como ómicron, que influyen mucho en el curso de la pandemia, los casos de infección simultánea de gripe y coronavirus no son nada nuevo.

Desde el inicio de la pandemia, el coronavirus ha dado lugar a decenas de variantes, cuatro de las cuales han sido designadas "preocupantes" por la OMS: alfa, beta, delta y ómicron.

Comentarios