Escucha esta nota aquí

Al menos cuatro muertos y 159 desaparecidos dejó el derrumbe el jueves de un edificio en Surfside, dijo la alcaldesa del condado de Miami-Dade, donde se ubica esa ciudad de Florida.

"Trágicamente, me enteré al despertar que anoche sacaron tres cuerpos de los escombros", dijo en conferencia de prensa Daniella Levine Cava, por lo que la cifra de fallecidos confirmados se elevó a cuatro. Agregó que el "número de personas desaparecidas aumentó a 159".

Un número aún no determinado de residentes dormía en este edificio de 12 pisos situado frente al mar, en la ciudad de Surfside, que se derrumbó parcialmente el jueves y se convirtió en una montaña de ruinas entre las que asomaban apartamentos destripados.

"Una parte del edificio se cayó completamente. No existe más", dijo Nicolás Fernández, un argentino de 29 años de Miami, que aguardaba noticias de amigos que se estaban quedando esa noche en el apartamento de su familia en el inmueble.

"No sé de ellos. No sé si están vivos", dijo a AFP.

Decenas de bomberos y policías, ayudados con drones y perros rastreadores, trabajaron durante la noche del jueves al viernes, agregó Levine Cava.

En la madrugada el viernes, el presidente Joe Biden declaró la emergencia y ordenó ayuda federal para las labores de búsqueda.

"La acción del presidente da autoridad al departamento de Seguridad Interior, la agencia federal de gestión de situaciones de emergencia (FEMA), para coordinar todos los esfuerzos de rescate", dijo la Casa Blanca en un comunicado.

Según el senador republicano de Florida Marco Rubio, "casi un tercio de los desaparecidos son extranjeros". Muchos eran latinoamericanos.

La hermana de la primera dama de Paraguay, Sophía López Moreira, su esposo y tres hijos así como una empleada figuran entre los desaparecidos, informó el canciller Euclides Acevedo. Igualmente se desconoce el paradero de nueve argentinos y tres uruguayos, según fuentes consulares de esos países.

La esperanza mengua 
En un centro comunitario en Surfside, familiares de los desaparecidos lloraban mientras esperaban noticias. Inquilinos del edificio en ruinas que por suerte estaban en otra parte cuando ocurrió la tragedia descubrían que de pronto se quedaron sin casa.

Según medios locales, el edificio fue construido en 1981 y tenía 130 viviendas.



Comentarios