Escucha esta nota aquí

El fallecimiento del expresidente de Argentina, Carlos Menem, conmocionó al vecino país. A los 90 años y tras varias internaciones por su deteriorada salud, el ex mandatario no pudo reestablecerse.

Sin embargo, las polémicas vinculadas a Menem continúan siendo noticia en Argentina. Este miércoles se ha conocido una denuncia presentada por su familia por el robo de una joya emblemática que lucía el político en su mano izquierda. 

El anillo sustraído es una pieza que no tiene mucho valor económico, pero sí afectivo para la familia, ya que era una réplica exacta al que le había regalado su padre y que el riojano había extraviado. Se trata de una pieza de oro con una incrustación de ónix, informa el portal digital de La Nación.

El 19 de diciembre del pasado año, la familia presentó la denuncia ante la desaparición de diversas pertenencias del ex presidente. El hecho ocurrió mientras Menem estaba internado y el faltante se habría registrado en la casa que tenía el político en el barrio de Belgrano.

Diego Storto, abogado de la familia Menem, confirmó la investigación penal a un medio televisivo. “Estamos muy avanzados en la investigación. Creo que se está yendo por buen camino”, dijo el letrado, que aseguró además que “es inminente” el allanamiento y detención de la o las personas involucradas en el robo. 

“Descartamos cualquier tipo de conexión familiar y con la gente cercana que trabajó con él durante toda la vida, la Justicia está poniendo la lupa sobre algunas personas que durante la investigación quedaron más al descubierto probatoriamente, que fueron llamadas a declarar y se notó que falsearon su declaración”, agregó.

La alerta por la desaparición de anillo y otros objetos fue realizada por su hija Zulemita y su enfermero personal. Según los voceros, el día anterior a la denuncia, ella había solicitado a la custodia personal de su padre que fueran a su domicilio, en Belgrano, para que buscaran algunos objetos personales, entre ellos un estuche de anteojos donde el exmandatario guardaba el anillo.

Al día siguiente, el enfermero de Menem, que volvía a trabajar luego de tomarse vacaciones, quiso entregarle los anteojos pero no los encontró, por lo que se dirigió a la vivienda, donde descubrió que también faltaba su teléfono celular. 

En su denuncia, el hombre precisó que trabajaba como cuidador en el domicilio junto a otros tres enfermeros que habían sido contratados de manera temporal por la empresa Swiss Medical, el seguro médico que atendía a Menem, destaca La Nación.

El expresidente fue velado desde la noche del domingo hasta la tarde del lunes en el Salón Azul del Congreso de la Nación. El cortejo fúnebre fue recibido por la vicepresidenta, Cristina Kirchner, quien acompañó a la exesposa del exmandatario, Zulema Yoma, a su hija Zulemita, a su hermano Eduardo y a sus nietos.

Comentarios