Escucha esta nota aquí

Investigadores de la Universidad de Harvard y el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) están trabajando para crear una máscara facial que pueda detectar si la persona que la usa tiene el coronavirus.

En 2014, el laboratorio de bioingeniería del MIT, comenzó a desarrollar sensores que podían detectar el virus del Ébola cuando tenía contacto con un pedazo de papel. El estudio fue publicado dos años más tarde y, para ese entonces, habían ajustado la tecnología para aplicarse a la amenaza del virus del Zika. 

Ahora, anunciaron que modificarán el invento para combatir la pandemia del coronavirus (Covid-19). En consecuencia, están ajustando los sensores para abordar el Sars-Cov-2. 

El equipo se encuentra diseñando un barbijo que produce una señal fluorescente cuando una persona infectada con el coronavirus respira, tose o estornuda. Si esta tecnología es exitosa, podría cubrir el margen de error que hay en los test y en las tomas de temperatura. 

Por su parte, el director del laboratorio de MIT, Jim Collins, explicó que "podrían  usar estos barbijos en aeropuertos cuando pasan los chequeos de seguridad y antes de subirse a los aviones”. Además, enfatizó que “podría ser utilizado cuando vamos y volvemos de nuestros trabajos o en las salas de espera en hospitales, para ver si hay alguien infectado”. 

En este contexto, el experto indicó que el proyecto de su laboratorio sigue en sus primeros pasos, pero que los resultados son prometedores. En las últimas semanas, su equipo estuvo probando las habilidades de los sensores para confirmar si podrían detectar el coronavirus en una muestra pequeña de saliva. 

El equipo no solo esta experimentando con la ciencia, sino también con el diseño del tapaboca, y en estos momentos el laboratorio está en un debate de si quieren aplicar los sensores dentro de un barbijo o si quieren construir pequeños dispositivos que se puedan adherir a cualquier tapabocas.   (BAEnegocios)