Escucha esta nota aquí

Un nuevo balance sobre las consecuencias del sistema frontal emitió esta mañana el director nacional de la Oficina Nacional de Emergencias (Onemi) de Chile, Ricardo Toro. La autoridad informó que las precipitaciones ya comenzaron a declinar en la Región de Coquimbo, la más afectada en los últimos días, y que ahora se concentran en la Región de Atacama. Ambas regiones se mantienen con alerta roja.

En total, el director de la Onemi indicó que hasta el momento en la región hay dos muertos, 120 damnificados, 1.304 albergados y 1.248 aislados, además de 3.000 viviendas en evaluación de daño. Asimismo, 9.155 hogares se encuentran sin energía eléctrica y se estima que a eso del mediodía el 70% de la comuna de Copiapó y la totalidad de la comuna de Chañaral se encontrarán sin suministro de agua potable.

En esta comuna, Toro comentó que se debió evacuar los sectores aledaños al río Salado debido al aumento de su caudal. De la misma forma, el hospital Gerónimo Méndez Arancibia también fue evacuado. Las autoridades señalaron que el río Copiapó se desbordó, provocando el anegamiento de calles y avenidas de la comuna.

La presidenta de Chile, Michelle Bachelet, vinculó hoy el "inusual" temporal de lluvia en la
norteña región de Coquimbo, con los efectos del cambio climático. "Nuestro país está enfrentando un sistema meteorológico inusual, ejemplo de esto son los más de 108 milímetros de agua caída en La Serena, lo que ha significado un 4.900% de incremento de las
lluvias con respecto a un año normal", declaró la mandataria a los
periodistas tras el fin de un seminario en Pekín.

"Chile está siendo afectado claramente por el cambio climático y queda demostrado en estos hechos. Eso ha significado que hasta la medianoche de ayer, más de 26.000 hogares se encontraban sin suministro de agua potable en sus hogares, situación que puede
tardar algunos días en normalizarse", agregó Bachelet.

Comentarios