Escucha esta nota aquí

Pese a que las cifras del coronavirus llegaron este sábado a 25.100 personas muertas oficialmente en España por el Covid-19, los españoles pueden salir de nuevo de sus casas desde este sábado para pasear o hacer deporte, tras 48 días de un estricto confinamiento para frenar la epidemia de nuevo coronavirus.

Después de haber autorizado a los niños menores de 14 años a salir desde el 26 de abril, el Gobierno dio un paso más en la flexibilización de las condiciones del confinamiento impuesto desde el 14 de marzo, que era uno de los más rígidos en el mundo. 

Hasta ahora, los españoles solo podían abandonar su domicilio para ir a trabajar -en el caso de que el teletrabajo no fuese posible-, comprar comida, ir a la farmacia, al médico o dar cortos paseos a los perros.

Para brindar mayor seguridad al desconfinamiento, las mascarillas serán obligatorias en el transporte público a partir del lunes, 4 de mayo, anunció el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, para lo cual se repartirán unos 14 millones de mascarillas, según el diario ABC.

Esta medida entra en vigor coincidiendo con una ralentización en el avance de la pandemia, cuyo pico se alcanzó a principios de abril en España, uno de los países más afectados por el Covid-19.

El sábado, el número de muertos diarios permaneció por debajo de los 300 por tercer día consecutivo, con 276, cinco menos que ayer, para un balance total de 25.100 fallecidos, según las cifras divulgadas este sábado por el Ministerio de Sanidad.

La comunidad de Madrid es la más golpeada, con oficialmente al menos 8.292 muertos de coronavirus. En todo el país se han registrado más de 216.000 casos confirmados mediante tests PCR desde el inicio de la epidemia. Más de 117.000 se han curado.

Asimismo El País reportaba que los casos confirmados por pruebas PCR, los más fiables, llegan ya a 216.582, lo que supone 1.147 más que 24 horas antes.

Es el menor incremento desde que comenzó el estado de alarma, aunque los días posteriores a festivos suele haber un infrarreporte, por lo que habrá que esperar a las estadísticas de la semana que viene para comprobar la tendencia.

A esa cifra hay que añadir otras 28.985 personas que han dado positivo en test serológicos y que Sanidad no añade a la contabilidad principal.