Escucha esta nota aquí

El ex canciller nicaragüense Francisco Aguirre, opositor al Gobierno de Daniel Ortega, fue detenido este sábado por la Policía bajo acusaciones de haber comprado dos campanas de bronce robadas en una iglesia, informó la Policía.

Aguirre, quien se desempeñó como uno de los cancilleres del Gobierno del expresidente Arnoldo Alemán (1997-02), fue presentado a la prensa oficial con las manos esposadas y cubierto con una mascarilla junto a otros tres acusados en la sede de la Policía de Managua, según fotos publicadas en el sitio web 19 digital.

Victoriano Ruiz, el segundo jefe de la Dirección de Auxilio Judicial (DAJ) de la Policía, dijo en rueda de prensa que el excanciller fue vinculado por uno de los delincuentes capturados de haber comprado las campanas que ellos robaron el 3 de agosto en la iglesia San José Obrero de la sureña ciudad de Granada.

"La Policía Nacional realizó allanamiento, recuperó las dos campanas" y capturó a los delincuentes Félix Rivas, José Ramiro, Giovanni Díaz "y a Francisco Aguirre, que es el receptor de los objetos robados", dijo Ruiz.

Aguirre es un economista y abogado con estudios en Estados Unidos, trabajó en el pasado en el Banco Mundial (BM). También fue diputado y en los últimos años se ha desempeñado como consultor y analista en programas de opinión política.

En sus comparecencias ha criticado el manejo político del Gobierno de Ortega en las protestas opositoras de 2018, cuya represión dejó al menos 328 muertos, según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), así como la falta de medidas oficiales para contener la pandemia del Covid-19.

Se espera que en las próximas horas el excanciller sea remitido ante un tribunal de justicia, que decidirá si admite la acusación y le impone prisión preventiva o arresto domiciliario.

Nicaragua vive una profunda crisis política desde la represión a las protestas de 2018, con cientos de encarcelados y el exilio forzado de más de 100.000 opositores.