Escucha esta nota aquí

La esposa del famoso narcotraficante mexicano Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán fue arrestada en un aeropuerto cerca de Washington bajo sospechas de estar involucrada en el tráfico de drogas y se declarará no culpable este martes ante un juez estadounidense, dijo su abogado a la AFP.

Emma Coronel Aispuro, de 31 años, con doble nacionalidad estadounidense y mexicana, es acusada de integrar una red que enviaba a Estados Unidos cocaína, marihuana, heroína y metanfetaminas, dijo el Departamento de Justicia.

El marido de Guzmán, 32 años mayor que ella, fue el líder del cartel de Sinaloa, considerado el narcotraficante más poderoso del mundo antes de ser extraditado a Estados Unidos en 2017. ‘El Chapo’ fue sentenciado a cadena perpetua en julio de 2019 y cumple su condena en una cárcel federal de máxima seguridad, la prisión ADX en Florence, Colorado.

La exreina de belleza, famosa por sus atuendos ajustados y sus zapatos de tacón y madre de las dos hijas mellizas de Guzmán nacidas hace nueve años en Estados Unidos, fue detenida el lunes en el Aeropuerto Internacional de Dulles, en el estado de Virginia, cerca de la capital estadounidense.

Fiscales e investigadores del FBI dijeron que Coronel comparecerá ante un juez federal de Washington DC este martes, por videoconferencia.

Coronel estará representada por los abogados que representaron al ‘Chapo’ en su juicio, Jeffrey Lichtman y Mariel Colón Miró. Lichtman contestó "sí" a la consulta de la AFP sobre si Coronel se declararía no culpable.

Envíos de droga y complots

Según documentos judiciales, Coronel enfrenta un cargo de conspiración para distribuir en Estados Unidos un kilo o más de heroína, cinco kilos o más de cocaína, una tonelada o más de marihuana y 500 gramos o más de metanfetaminas.

Además, es señalada de colaborar en dos complots para ayudar a Guzmán a escapar de prisiones mexicanas, incluida la fuga de película de la prisión de El Altiplano, ubicada en Almoloya de Juárez, en julio de 2015.

Los investigadores indicaron que Coronel, que según dicen nació el 3 de julio de 1989 en California y reside en México, se casó alrededor de 2007 con Guzmán, amigo de su padre, también miembro del Cartel de Sinaloa.

"Coronel creció con conocimientos de la industria del narcotráfico", indica la declaración jurada del agente del FBI que solicitó la detención de la esposa de ‘El Chapo’, señalando que ella estaba al corriente de los envíos de droga de su marido y sabía que las ganancias que ella controlaba durante su matrimonio derivaban de esos envíos.

También dijo que, de 2012 a 2014, Coronel trasmitió mensajes en nombre de Guzmán mientras su marido eludía ser capturado por las autoridades mexicanas. Y cuando ‘El Chapo’ fue arrestado en 2014, siguió haciéndolo al visitarlo en prisión.

"Una mujer normal"

Hace dos años, Coronel asistió casi cada día al histórico juicio de tres meses de su esposo en Nueva York, mirando y sonriéndole desde el banco del público.

Las autoridades no dejaron que la joven lo visitara o hablara con él por teléfono. Tampoco pudo tocarlo durante el proceso, en el que Coronel causó un revuelo al utilizar el celular de la abogada Colón en la cafetería de la corte, algo absolutamente prohibido.

Durante el juicio, hubo momentos en que Coronel fue presentada al público como cómplice de su marido.

Un testigo cooperante que fue mano derecha del exjefe del cartel de Sinaloa contó que en 2014 y 2015, cuando el Chapo estaba preso en El Altiplano en México, pasaba mensajes a través de Coronel a sus colaboradores para planificar su fuga a través de un túnel de 1,5 km de largo que llegaba hasta la ducha de su celda.

"Mi nombre fue varias veces mencionado y expuesto en duda (sic)", admitió Coronel al culminar el juicio. "De eso solo puedo decir que no tengo nada de qué avergonzarme. No soy perfecta, pero me considero un buen ser humano que nunca ha lastimado a nadie intencionalmente", afirmó entonces.

Coronel anunció luego el lanzamiento de una línea de ropa que llevaría el nombre de su marido y sus iniciales, JGL.

Meses después, apareció como invitada en el reality show "Cartel Crew" del canal abonados VH1, que sigue a familiares de personas vinculadas al narcotráfico.

En un episodio filmado a bordo de un lujoso yate cerca de Miami, Coronel le dice a Michael Blanco, el hijo de la reina colombiana de la cocaína Griselda Blanco, que quiere tener una vida normal.

"A veces quieres hacer lo que hacen todos a tu alrededor", dijo. "Yo me considero una mujer normal y a mí me pasa mucho que las personas me juzgan sin conocerme".

Los altibajos de la vida de Emma Coronel

Pese a que Emma Coronel Aispuro nació en territorio norteamericano, creció en Angostura, un pueblo remoto del estado de Sinaloa, lugar donde comenzó su carrera como modelo.

"Ahí no se ve nada de cosas extravagantes, de cosas que se ven en la ciudad que son tan estresantes. Es una vida muy tranquila", le contó Coronel a la periodista mexicana Anabel Hernández en una entrevista para Proceso, según refleja sputniknews.com.

Emma asegura que su familia se dedicaba a la agricultura; sin embargo, tanto su padre, Inés Coronel Barrera, como su hermano mayor, Inés Omar, hoy están sentenciados a prisión por estar vinculados a actividades del Cártel de El Chapo. Además, es sobrina de Ignacio Coronel Villarreal alias El Nacho.

Tenía apenas 17 años cuando conoció al capo. En aquel entonces, El Chapo ya tenía 51.

"Yo digo que lo que me conquistó de él fue su plática, su forma de tratarme… No me llevó grandes regalos ni grandes cosas, sino que él se gana a las personas por su forma de ser", relató en una de las entrevistas.

Eso fue en el año 2006. Tan solo un año después, el 2 de julio de 2007, la joven ganó el cetro en el festival del Café y la Guayaba, en Canelas Durango. Ese mismo día el narcotraficante anunció públicamente sus intenciones de casarse.

Con Emma, el narco tuvo dos hijas, las gemelas María Joaquina y Emaly. Ahora, las niñas son las únicas que pueden visitar al capo en la cárcel de Estados Unidos donde está recluido.

Comentarios