Escucha esta nota aquí

La policía peruana detuvo a cinco payasos que participaban en el velorio de un colega, incumpliendo las medidas de bioseguridad que prohíben reuniones por el nuevo coronavirus, informó el martes la institución.

"Yo honro su trabajo señores payasitos, pero lamentablemente no se les puede eximir de responsabilidad. Ustedes han cometido un delito y lamentablemente quedan detenidos", dijo un oficial de la comisaría de San Juan de Lurigancho, uno de los distritos más afectados por la pandemia en Lima.

"Ustedes creen que esta es una payasada, ustedes creen que se pueden burlar de la sociedad" asistiendo a estas reuniones, le recriminó el oficial a los payasos que llevaban las caras pintadas, trajes coloridos y pelucas.

Junto a los cinco payasos, la policía detuvo a otras tres personas que asistían al velorio en una barrio de San Juan de Lurigancho.

"Yo sé que está mal, pero para nosotros es muy penoso perder a un compañero artista", replicó uno de los payasos, según la prensa.

En Perú, las fiestas y reuniones sociales o familiares están prohibidas por la pandemia, que ha contagiado a más de 652.037 personas y matado a 28.944, según el último balance oficial.

De acuerdo con las autoridades, las reuniones son el nuevo foco de contagio. 

En el marco de la lucha contra el coronavirus, Perú prorrogó hasta el 7 de diciembre el estado de emergencia, en tanto mantiene el cierre de fronteras y el toque de queda nocturno en vigor desde el 16 de marzo.

Perú figura quinto a nivel global en número de casos y noveno en decesos. Sin embargo, proporcionalmente a su población, desde la semana pasada registra la mayor tasa de mortalidad en el mundo, con 89,43 muertes por cada 100.000 habitantes, según el ranking elaborado por la Universidad Johns Hopkins de Estados Unidos.