Escucha esta nota aquí

El alcalde de Rio de Janeiro, Marcelo Crivella, un expastor evangélico, fue detenido y destituido de su cargo este martes por su presunta implicación en un esquema de sobornos, en un nuevo episodio de corrupción en la ciudad "tarjeta postal" de Brasil.

A las 6 de la mañana Marcelo Crivella, el alcalde de Río de Janeiro recibía a los policías que llegaban a detenerle. Está acusado de dirigir una trama de corrupción en la que los componentes recibían presuntamente una comisión de las empresas que querían cerrar contratos con el ayuntamiento o cobrar deudas  del mismo.

Crivella, un expastor evangélico de 63 años, recibió el apoyo enfático del presidente de la República, Jair Bolsonaro en las recientes elecciones municipales que perdió impidiéndole repetir legislatura. Durante el debate electoral, Crivella atacó a su adversario, Eduardo Pães (MDB, centro-derecha), acusándolo de corrupto. Repitió machaconamente el mandamiento cristiano “no robarás” y argumentó que Río de Janeiro no podía permitirse elegir a un alcalde que fuera a prisión. Pães lo derrotó por casi 30 puntos de ventaja (64% a 36%).

A tan solo 9 días del fin de su mandato, la justicia le retira el puesto de alcalde. Crivella se defiende diciendo ser víctima de persecución política y haber presidido la legislatura que más ha luchado contra la corrupción.

En el mismo operativo fueron detenidas otras cinco personas, entre ellas el empresario Rafael Alves, presunto organizador del esquema y hermano de Marcelo Alves, expresidente de la agencia municipal de turismo Riotur.

También fue detenido Mauro Macedo, extesorero de las campañas de Crivella y primo de Edir Macedo, fundador de la Iglesia Universal del Reino de Dios (IURD, neopentecostal), de quien Crivella es sobrino.

Según la investigación, que empezó en 2018 con la delación de un cambista, empresas que querían cerrar contratos con Riotur daban cheques al empresario Rafael Alves.

La magistrada Macedo Guita pidió prisión preventiva para todos los acusados, que declararán en una audiencia la tarde de este martes.

Un mandato polémico

Durante todo su mandato, Crivella fue objeto de varios procedimientos de destitución en el legislativo municipal, por malas prácticas y gestión deficiente.

El último fue motivado por un escándalo denunciado por TV Globo y apodado "Guardianes de Crivella", un grupo de funcionarios públicos que intimidaban a los periodistas mientras hacían reportajes frente a los hospitales municipales desbordados por la pandemia de coronavirus.

El estado de Rio, con su capital homónima de 6,7 millones de habitantes, es proporcionalmente el más afectado por la pandemia que ya dejó más de 187.000 muertos en Brasil.

Crivella también fue acusado de mezclar política y religión y de favorecer a los miembros de su iglesia.

En julio de 2018, según el diario O Globo, prometió durante un encuentro con pastores evangélicos que los fieles de la IURD tendrían prioridad para ser operados de cataratas en clínicas municipales.

La Fiscalía abrió recientemente una investigación por presunto uso de la Iglesia Universal para lavar dinero procedente de la corrupción.

En su gestión, Crivella dio la espalda a grandes eventos turísticos marcados por los excesos de alcohol y la sensualidad, como el carnaval, un imán de divisas.

Crivella será reemplazado por el presidente de la Cámara Municipal, Jorge Felipe (DEM, centro-derecha) hasta que Pães asuma.


Comentarios