Escucha esta nota aquí

La Policía panameña detuvo a tres presuntos miembros de una secta sospechosos de secuestrar a seis personas, entre ellas varios niños, rescatados en una comarca indígena del país centroamericano, informó este domingo la Fiscalía.

Las detenciones se produjeron en la comunidad de LLano Amador, en la comarca indígena Ngäbe Buglé del distrito de Ñurum, a unos 350 kilómetros al oeste de Ciudad de Panamá.

Las tres personas arrestadas "están presuntamente vinculadas al delito de privación de libertad de 6 personas, entre ellas menores de edad", comunicó la Fiscalía panameña en su cuenta de Twitter. 

"Próximamente serán llevados ante juez para imputación de cargos", agregó el Ministerio Público.

El Servicio Nacional Aeronaval (Senan) publicó en su cuenta de Twitter una foto donde se ve a policías de esta institución con dos de los detenidos, esposados y con la cara tapada tras bajar de un helicóptero.

En la víspera, el ministro de Seguridad, Juan Pino, había informado que la Policía había rescatado de sus secuestradores a "tres niños", en el poblado de Guayabal, una zona de difícil acceso en la Comarca Ngäbe Buglé. 

El funcionario indicó que los menores están en "perfecto estado", y vinculó los hechos con "una posible secta religiosa".

Según las autoridades, entre los secuestrados había también un menor de dos meses, que había sido separado de su madre biológica.

En enero, una secta religiosa mató a siete personas, seis niños y una mujer embarazada, durante un ritual celebrado en el poblado de Altos del Terrón, también en la comunidad indígena Ngäbe Buglé.

Los cuerpos fueron hallados amarrados y en avanzado estado de descomposición, en una fosa común en un cementerio, ubicado a una hora del lugar.