Escucha esta nota aquí

Por RFI

Ricardo Salles, el polémico ministro brasileño de Medio Ambiente, cercano al presidente Jair Bolsonaro, acaba de dimitir. Tras negar la gravedad del problema de la deforestación en la Amazonia, recientemente se lo ha acusado de complicidad en el contrabando de madera.

Ricardo Salles, el ahora exministro de Medio Ambiente de Brasil, formaba parte del ala dura del Gobierno de Jair Bolsonaro. Siempre ha defendido una política intransigente dando prioridad a las actividades económicas en la Amazonia, en detrimento de la preservación de los bosques.

El resultado: récords de deforestación y una reputación de "ministro antiambiental" entre los ecologistas.

Tráfico ilegal de madera

Recientemente, fue a ayudar a los comerciantes de madera en la Amazonia, y obstruyó el trabajo de la Policía Federal.

El Tribunal Supremo abrió una investigación para determinar si participó personalmente en el tráfico de madera ilegal hacia Estados Unidos. Durante el registro de su casa y su ministerio, se negó a entregar su teléfono móvil a las autoridades.

Con 46 años y un aspecto joven, Salles ha provocado mucho durante su mandato. En una reunión del gabinete, dijo que el Gobierno debía apresurarse a flexibilizar las normas medioambientales mientras la prensa se centraba en la pandemia de Covid-19.

Comentarios