Escucha esta nota aquí

En medio de una profunda crisis política y mientras el país está al borde de una recesión, el primer ministro italiano, Giuseppe Conte, presentó ayer su dimisión ante el presidente de la República, Sergio Mattarella, tras el choque entre el antisistema Movimiento 5 Estrellas (M5S) y la ultraderechista Liga, de Matteo Salvini.

“Al acabar el debate parlamentario, acudiré ante el presidente de la República para informarle oficialmente del final de esta experiencia de Gobierno y presentarle mi dimisión como jefe de Gobierno”, declaró Conte en una intervención en el Senado, después de que el líder de la Liga, ministro del Interior y vicepresidente del Ejecutivo italiano, Matteo Salvini, presentara una moción de censura en su contra, que no se ha votado.

“El presidente de la República, garante supremo del equilibrio constitucional, liderará al país en esta delicada transición”, añadió.

Conte dirigió contra Salvini un discurso muy duro, en el que le acusó de oportunismo y de “irresponsabilidad institucional”, al haber desatado una crisis “que ha llevado al país a una espiral de incertidumbre política y financiera”.

“La Liga ha dicho que ya no quería seguir con esta alianza de Gobierno y ha pedido elecciones inmediatas. Ha presentado una moción de censura contra el Gobierno y ha pedido que se fijara una fecha. La del ministro Salvini ha sido una decisión grave que comporta consecuencias para la vida política, económica y social del país”, subrayó Conte.

El primer ministro también ha recordado que esta crisis pone a Italia en situación de debilidad ante las instituciones europeas, en un momento en el que se van a decidir los próximos comisarios en Bruselas. Igualmente, dijo, evidenció la incoherencia de Salvini, que ha presentado una moción contra un Gobierno del que los ministros de la Liga aún no han dimitido, y afirmó que el país no debe temer unas elecciones anticipadas porque “es la esencia de la democracia”, pero matizó que pedir a los italianos “que voten cada año es irresponsable”.

Ataque de Salvini

Tras la intervención de Conte fue el turno de Salvini, quien también habló en tono duro en una bronca sesión parlamentaria y reiteró que “volvería a hacer lo mismo”.

“No tengo miedo de la opinión de los italianos. Quien tiene miedo de la opinión de los italianos no es un hombre libre”, dijo, nada más comenzar.

Salvini aseguró que su partido no teme unas elecciones en otoño y tampoco a una posible alianza entre el Movimiento 5 Estrellas y el Partido Demócrata (PD, centroizquierda), que podrían unirse y formar un nuevo Ejecutivo, pues juntos tienen mayoría parlamentaria.

Pero aprovechó para lanzar un mensaje al M5S y desearle “suerte” si quiere volver a colocar en el Gobierno al ex primer ministro italiano Matteo Renzi, actualmente senador del PD, pero que ya no ocupa ningún cargo de responsabilidad en la formación.

UN PROFESOR UNIVERSITARIO QUE SE DESMARCÓ DE LAS POLÍTICAS AGRESIVAS DE LA ULTRADERECHA Y GANÓ PRESTIGIO
El profesor Giuseppe Conte es un elegante abogado, que salió de la sombra y ahora brilla con luz propia. “En diez días pasó de ser el Señor Nadie a Mister Conte”, resumió a la AFP el analista italiano Aldo Garzia.

Sin experiencia política, Conte pasó en poco más de un año de ser una figura casi desconocida para la opinión pública italiana, a líder clave por su sobriedad, equilibrio y respeto de las reglas. Primer ministro de la coalición de gobierno formada por el antisistema Movimiento 5 Estrellas, y la ultraderecha Liga de Matteo Salvini, renunció al cargo con un discurso sorprendente e inesperado, en el que criticó entre otras la tendencia autoritaria de su aliado, así como el uso inapropiado de los símbolos religiosos y la desobediencia de las reglas.

“Conte es una perla rara que Italia no puede perder”, escribió en Facebook Luigi Di Maio, líder del M5E.

De 55 años, nacido en 1964 en Volturara Appula, un pequeño pueblo de solo 500 habitantes de Apulia, en el sur de Italia, Conte estudió derecho en Roma, donde obtuvo una maestría en 1988. Convertido entre los líderes mejor valorados de Italia, Conte trató de imponerse durante los enfrentamientos con la Unión Europea por los presupuestos alimentados por la Liga y se desmarcó a favor de las obras para el tren de alta velocidad entre Turín y Lyon (Francia). (AFP)

Tags

Comentarios