Escucha esta nota aquí

Dinamarca suspendió el jueves la vacuna de AstraZeneca mientras la Unión Europea se prepara para aprobar el fármaco de Johnson & Johnson contra el coronavirus, cuando se cumple un año desde que la OMS calificó el covid-19 de pandemia.

La suspensión de la vacuna AstraZeneca fue decidida "después de los informes de casos graves de formación de coágulos de sangre en personas que fueron vacunadas", dijo la Agencia Nacional de Salud danesa, aunque subrayó que "por el momento no se puede concluir que haya una relación entre la vacuna y los coágulos de sangre".

La vacuna anglosueca está siendo analizada de cerca tras varios casos de personas que murieron después de recibirla, pero hasta ahora no se ha establecido ninguna relación causal.

El lunes, Austria anunció que había dejado de administrar un lote de vacunas del laboratorio tras la muerte de una enfermera de 49 años que sucumbió a "graves trastornos de coagulación" pocos días después de recibirla.

Otros cuatro países europeos, Estonia, Lituania, Letonia y Luxemburgo, suspendieron inmediatamente la vacunación con dosis de este lote, que se entregó a 17 países y que incluía un millón de vacunas.

En una investigación preliminar, la Agencia Europea del Medicamento (EMA) dijo que no había relación entre la vacuna de AstraZeneca y la muerte en Austria. El primer ministro británico, Boris Johnson, también aseguró el jueves que esta vacuna es "segura" y "eficaz".

Se espera que la EMA, que ya aprobó otras dos vacunas, las de Pfizer/BionTech y Moderna, dé su aprobación este jueves a la vacuna de Johnson & Johnson, que solo requiere una inyección, a diferencia de las otras, que necesitan dos dosis espaciadas varias semanas.

Además esta nueva vacuna puede almacenarse durante tres meses a la temperatura habitual del frigorífico, lo que facilita su distribución.

Respecto al fármaco de Pfizer/BionTech, un estudio en condiciones reales realizado en Israel y publicado el jueves, afirmó que tiene una eficacia de 97% contra casos sintomáticos y formas graves de la enfermedad.

El despliegue de la vacunación es un reto importante frente a un virus que mató a por lo menos 2.621.295 personas en todo el mundo, con más de 117.982.000 casos de infección, según un recuento de la AFP.

Estados Unidos, el país más afectado con más de medio millón de muertos, acelera la vacunación. Se han inyectado más de 93 millones de dosis en el país, que ha hecho pedidos suficientes para recibir antes de finales de mayo la cantidad para vacunar a todos los adultos estadounidenses.

"2021 será muy duro"

La situación es mucho menos favorable en Brasil que, por el contrario, parece hundirse en la crisis. El miércoles el país registró por primera vez más de 2.000 muertos en 24 horas.

"Estamos en el peor momento de la pandemia en Brasil, la tasa de contagio con las variantes hace que la epidemia sea aún más grave. El año 2021 seguirá siendo muy duro", declaró a la AFP Margareth Dalcolmo, neumóloga e investigadora en Fiocruz, instituto de salud pública de referencia.

"La situación en Brasil es muy preocupante. Esto nos recuerda que las zonas ya muy afectadas por el virus siguen siendo muy vulnerables a nuevas infecciones", abundó la directora de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Carissa Etienne.

La vacunación comenzó tarde en este país inmenso que ya ha contabilizado 270.656 muertos. Además, el presidente Jair Bolsonaro resta importancia a la pandemia y se opone a cerrar los comercios para, según dice, preservar el empleo.

El opositor y expresidente Luiz Inácio Lula da Silva llamó a la población a vacunarse y a no seguir "ninguna decisión imbécil" del mandatario ni del ministerio de Salud.

En Europa, la OMS pidió que "se haga más" ante "una situación alarmante". Varios "puntos calientes" siguen preocupando a la Comisión Europea, como el Tirol en Austria, Niza y la Mosela en Francia, Bolzano en Italia y partes de Baviera y Sajonia en Alemania.

Las autoridades sanitarias alemanas informaron el jueves de un fuerte aumento de las infecciones, preocupadas por una "tercera ola" en el país alimentada por las diferentes variantes.

Francia evacuará a los enfermos de algunas regiones para aliviar los hospitales que no dan abasto, sobre todo en la región de París. En Italia, la esperanza de vida ha bajado casi un año, a 82,3 años, debido a la pandemia, según estadísticas oficiales.

Niños "hambrientos, aislados, maltratados"

En un año, la pandemia también ha "hecho retroceder" casi todos los indicadores que miden el desarrollo de niños y adolescentes en el mundo, advierte Unicef.

"Ha aumentado el número de niños que pasan hambre, que están aislados, maltratados, ansiosos, que viven en la pobreza y que se han visto obligados a casarse", dijo la directora Henrietta Fore.

Entre seis y siete millones más de niños podrían sufrir desnutrición en 2020, un aumento del 14% que podría traducirse en más de 10.000 muertes adicionales por mes, principalmente en África subsahariana y el sur de Asia.

En Asia, donde Camboya anunció el jueves su primera muerte por coronavirus, la amenaza del covid-19 no impidió que cientos de miles de peregrinos indios se bañaran en el sagrado río Ganges con motivo de un importante festival hindú.

Comentarios