Escucha esta nota aquí

El diputado Francisco Sánchez enviará un proyecto al Congreso de la Nación Argentina que busca legalizar la pena de muerte para violadores de menores que es una tragedia no solo en ese país, sino en naciones vecinas.

“Considero que el renunciamiento, de facto, que Argentina está llevando adelante al Pacto de San José de Costa Rica, al darle media sanción al proyecto de promoción del aborto, es una ventana de oportunidad para generar legislaciones mucho más duras con los delitos aberrantes como la violación seguida de muerte a menores de edad. La intención de mi proyecto es circunscribir la pena capital, específicamente a esos casos”, dijo el legislador a EL DEBER.

A su criterio, el abuso de menores es una tragedia que destruye la vida de personas inocentes con daños físicos y psicológicos que en algunos casos no se borran.

Sánchez es diputado por la provincia de Neuquén y forma parte del bloque parlamentario Propuesta Republicana (PRO).

“Cuando al abuso le sigue el homicidio, aquel que comete semejante delito, a mi criterio pierde el status de ser humano para convertirse en un monstruo. Esto es así con independencia del lugar o país donde se cometa ese hecho, por lo que considero que, efectivamente, ese tipo de delitos solo tienen una salida”, comentó.

El parlamentario consideró que en cada legislación de los países vecinos se debe analizar una posición ante este tipo de cuestiones, pero entiende que una mayoría de los ciudadanos están de acuerdo con ello.

Comentarios