Escucha esta nota aquí

El diputado opositor venezolano Freddy Guevara, aliado del jefe parlamentario Juan Guaidó, abandonó este miércoles la embajada de Chile en Caracas, donde se refugió por casi tres años, tras recibir un indulto del mandatario Nicolás Maduro, junto a un centenar de opositores. 

"Salgo entonces a plantear que continúo la lucha, esta vez en el terreno, porque tengo la oportunidad de hacerlo", dijo Guevara en su primera declaración a los medios al salir de la sede diplomática. 

Refugiado en la embajada de Chile en Caracas desde noviembre de 2017, Guevara fue uno de los 110 indultados por Maduro el pasado 31 de agosto, entre ellos parlamentarios y colaboradores de Guaidó, reconocido como presidente encargado de Venezuela por medio centenar de países.

Ese día, el jefe de despacho de Guaidó, Roberto Marrero, y los parlamentarios Gilber Caro y Renzo Prieto, entre otros detenidos, fueron liberados tras los indultos, medida que el líder opositor tachó de "trampa" de cara a las elecciones parlamentarias de diciembre.

Una treintena de partidos de la oposición anunció que boicoteará el proceso por considerarlo un "fraude" electoral.

"Estoy consciente que quizá no podré hacer ni decir todo lo que quiera, pero yo voy a luchar", expresó Guevara, militante y miembro fundador de Voluntad Popular, partido de Guaidó.

Guevara fue acusado de incentivar la violencia en protestas que buscaban la salida de Maduro y dejaron unos 125 muertos entre abril y julio de 2017.

La Asamblea Constituyente, que rige Venezuela con poderes absolutos, autorizó enjuiciarlo por instigación a la violencia y asociación para delinquir. El Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), señalado de servir al chavismo, le prohibió entonces salir del país.

El diputado y exlíder estudiantil de 34 años fue primer vicepresidente del Parlamento en el período 2017-2018. 

Guevara es delfín del dirigente opositor Leopoldo López, quien se encuentra en calidad de huésped en la casa del embajador de España en Caracas tras un fallido alzamiento de un grupo de militares contra Maduro el 30 de abril de 2019.