Escucha esta nota aquí

Dos personas resultaron heridas por arma blanca en París el viernes, cerca de la antigua sede de Charlie Hebdo, coincidiendo con la celebración del juicio por el sangriento atentado que diezmó la redacción de esta revista satírica en 2015.

Dos personas fueron detenidas, una de ellas cerca de la plaza de la Bastilla, en el centro de París, a poca distancia de la calle donde se encontraba la redacción de Charlie Hebdo, dijeron a la AFP fuentes policiales y judiciales.

Los dos heridos se encuentran en estado muy grave, según fuentes policiales.

Tras la agresión la fiscalía nacional antiterrorista anunció que abrió una investigación por "intento de asesinato vinculado a un acto terrorista" y "asociación criminal terrorista".

Las fuerzas del orden establecieron un perímetro en la zona al detectar la presencia de un paquete sospechoso, añadió la policía de París, que pidió a la población que evite pasar por la zona.

Tras el ataque del 7 de enero de 2015, en el que murieron 12 personas, incluyendo algunos de los caricaturistas más célebres de Francia, la revista se mudó a otros locales, cuya dirección se mantiene en secreto.

Por precaución, la alcaldía de París ordenó el cierre de las puertas de las escuelas del barrio y miles de niños quedaron confinados en su interior.

La calle en la que se situaba la redacción de la publicación se encuentra acordonada, constató una periodista de la AFP.

El primer ministro, Jean Castex, y el ministro del Interior, Gérald Darmanin, se dirigieron de inmediato al ministerio del Interior, donde se abrió una célula de crisis.