Escucha esta nota aquí

Miles de opositores bloquearon importantes vías de Venezuela, con hechos de violencia que dejaron un muerto y una docena de heridos, al entrar este lunes en su séptima semana de protestas para exigir la salida del presidente Nicolás Maduro.

José Alviarez, de 18 años y  Diego Hernández de 33 murieron "durante una manifestación" en el estado Táchira (oeste), con lo que subió a 40 la cifra de fallecidos en las protestas iniciadas el 1 de abril, informó la Fiscalía en Twitter. 

Dos policías resultaron heridos de bala, uno en la cabeza, en la ciudad de Valencia (norte) en medio de refriegas, informó en Twitter el gobernador del estado Carabobo, Francisco Ameliach, quien atribuyó el ataque a un francotirador.

Un dirigente juvenil también recibió un disparo en el cráneo en la localidad de Colón (Táchira) durante choques con militares, denunció a su vez el parlamentario opositor Henry Ramos Allup.

"Otro joven venezolano asesinado que sumas a tu lista, Nicolás Maduro, consecuencia de tu enferma ambición de poder", escribió en Twitter el líder opositor Henrique Capriles sobre la muerte de Alviarez.

Según la prensa local, tras la muerte del joven manifestantes prendieron fuego a la sede de la policía en Palmira.

Al menos otras diez personas recibieron impactos de perdigón (balas de goma) en enfrentamientos con la Guardia Nacional en Carabobo, Táchira y Mérida.

En tanto, unas 35 personas fueron arrestadas, según la ONG Foro Penal. Una diputada suplente, Yanet Fermín, fue detenida durante algunas horas en la isla Margarita.

También hubo incidentes en el oeste de Caracas.

Las manifestaciones contra Maduro dejan además cientos de heridos y detenidos, de los cuales 159, según Foro Penal, fueron enviados a prisión por tribunales militares.
   
Reunión de la OEA

La creciente tensión llevó a que la Organización de Estados Americanos (OEA) aprobara este lunes una cita de cancilleres que evaluará la crisis el 31 de mayo.

Caracas, que inició su retiro de la OEA hace dos semanas, rechaza de antemano el encuentro como un acto "injerencista".

En el plantón en la estratégica autopista Francisco Fajardo en Caracas, algunos se dedicaron a jugar barajas, lo que alternaron con consignas como "¡Libertad!". Llevaron agua y comida para todo el día. 

"No hay libertad, nos reprimen, no hay comida y cuando hay es extremadamente cara, voy a seguir en las calles hasta que haya cambio", dijo el docente Miguel Martínez.

La coalición de partidos Mesa de la Unidad Democrática (MUD) exige elecciones generales para resolver la crisis política y económica, que se refleja en una fuerte escasez de comida y medicinas, y la inflación más alta del mundo, que escalaría a 720% este año según el FMI.
   
 

Comentarios