Escucha esta nota aquí

El piloto y el copiloto de un helicóptero militar murieron el jueves en Taiwán en un accidente ocurrido cuando su aparato volvía de unas maniobras, entre ellas una que simulaba como rechazar una invasión de China.

Los ejercicios duraron cinco días y este jueves se hizo uno en que las fuerzas de Taiwán simulaban como rechazar un ataque de China.

Pekín considera Taiwán como parte de su territorio y ha prometido recuperarlo algún día, por la fuerza si fuera necesario.

En el ejercicio del jueves, aviones, barcos y tropas taiwanesas simulaban rechazar el ataque de un enemigo que desembarcaba en la playa de la ciudad Taichung, en el centro de la isla, en una operación con la participación de 8.000 militares.

Según el ejército, un helicóptero Bell 0H-58D se estrelló cuando volvía a la base de Hsinchu tras terminar uno de los ejercicios.

En el accidente murieron el piloto y el copiloto.

Taiwán teme una invasión de China desde que los dos se separaron en 1949, tras la guerra civil.

En 2016 llegó al poder la presidenta Tsai Ing-wen, que rechaza la idea de que Taiwán forme parte de "una sola China" y desde entonces Pekín aumentó su presión militar y diplomática.

Tsai fue reelegida de nuevo en enero con amplia mayoría.

"Creo que es inevitable que la República Popular de China lleve a cabo la reunificación de la madre patria", dijo a la prensa la portavoz del ministerio chino de Exteriores, Hua Chunying, cuando le preguntaron sobre los ejercicios militares.

El año pasado el presidente Xi Jinping dio un discurso especialmente belicoso sobre Taiwán y advirtió que la unificación estaba cerca.

En los últimos meses aviones chinos sobrevolaron Taiwán a una frecuencia sin precedentes, violando la zona de defensa aérea y llevando a Taiwán a movilizar sus propios jets.