Escucha esta nota aquí

Arabia Saudita intentaba reducir su dependencia petrolera, pero el coronavirus puso en suspenso sus reformas económicas.
Getty Images
Arabia Saudita intentaba reducir su dependencia petrolera, pero el coronavirus puso en suspenso sus reformas económicas.

Es uno de los seis países con mayor renta petrolera en el mundo, pero la pandemia lo obliga a tomar medidas radicales.

Arabia Saudita anunció este lunes que triplicará el impuesto al valor agregado (IVA) y eliminará subsidios para funcionarios estatales como parte de sus medidas de austeridad ante el golpe económico generado por el coronavirus.

La caída global de los precios del crudo obligó al reino a tomar estas disposiciones con el objetivo de mantener a flote las finanzas estatales.

"Estas medidas son dolorosas, pero necesarias para conservar la estabilidad financiera y económica a mediano y largo plazo y para superar la crisis sin precedentes del coronavirus con el menor daño posible", afirmó el ministro de Finanzas, Mohammed al Jadaan, a través de un comunicado difundido por medios locales.

En los primeros tres meses del año, marcados por el desplome de precios del petróleo y la desaceleración radical de las economías mundiales por las cuarentenas, Arabia Saudita arrojó un déficit presupuestario de alrededor de US$9.000 millones.

Un hombre en un avión desde el que se ve una instalación petrolera en la ciudad industrial de Jubail, Arabia Saudita
Getty Images
Arabia Saudita se vio forzado a tomar estas disposiciones con el objetivo de mantener a flote las finanzas estatales en el contexto actual de crisis económica y sanitaria.

La austeridad

A partir de julio, el IVA en el país árabe pasará de 5% a 15%.

Y el subsidio al costo de vida del que se beneficiaban casi dos millones de empleados estatales desaparecerá desde junio.

El reino había establecido ese bono de cerca de US$275 mensuales hace dos años debido al aumento del costo de vida.

"Se han reducido los ingresos estatales y presionado las finanzas públicas a un nivel que es difícil de afrontar sin afectar la economía a mediano y largo plazo, lo que requiere más recortes de gastos y medidas para apoyar la estabilidad de los ingresos no petroleros”, sostuvo el ministro de Finanzas.

Un hombre pasa por una puerta de esterilización en la entrada de una mezquita en Arabia Saudita.
Getty Images
Como medida de precaución frente al coronavirus, en Arabia Saudita se han instalado puestos de esterilización a la entrada de mezquitas y otros edificios.

Además, el gobierno canceló y suspendió algunos gastos operativos y de capital para algunas agencias gubernamentales y recortó las asignaciones para algunas iniciativas y proyectos de reforma económica.

De esta manera, Arabia Saudita pretende ahorrar US$26.600 millones, según el comunicado oficial.

El impacto

Los ingresos del petróleo, la principal fuente de dinero para el país, cayeron entre enero y marzo casi una cuarta parte de lo recaudado en el mismo periodo del año anterior.

Al mismo tiempo, el banco central de Arabia Saudita vio caer sus reservas extranjeras de una manera tan rápida como no se había registrado en al menos dos décadas y alcanzaron su nivel más bajo desde 2011.

La pandemia golpeó la economía justo en el intento del reino por reducir su dependencia de los mercados mundiales de petróleo crudo y deja en suspenso las reformas de diversificación económica que tenía previstas.

Inmediatamente después del anuncio del reino, las acciones de la empresa estatal petrolera de Arabia Saudita cayeron bruscamente.

No es la primera vez en los últimos años que la nación árabe se ve obligada a realizar recortes por dificultades económicas.

Rezo en la Gran Mezquita de La Meca, Arabia Saudita
Getty Images
En medio de las restricciones por el coronavirus, las autoridades sauditas permitieron la entrada a un número limitado de personas a la Gran Mezquita de La Meca.

A fines de 2015, cuando los precios del petróleo cayeron desde sus niveles récord, el reino recortó generosas bonificaciones, pagos de horas extras y otros privilegios que en algún momento se consideraron beneficios de rutina del sector público.

Expertos señalan que en un país sin elecciones y con una legitimidad política que se basa en gran parte en la distribución de los ingresos del petróleo, la aceptación de los ciudadanos a las actuales reformas de austeridad puede ser crucial para que se mantenga la estabilidad.

“Triplicar el IVA pondrá a prueba los límites del equilibrio entre ingresos estatales y consumo local a medida que la economía se sumerge en una profunda recesión", señala John Sfakianakis, analista de la Universidad de Cambridge citado por la agencia Reuters.

El investigador especializado en temas de Medio Oriente añade que las medidas de austeridad de Arabia Saudita pueden aumentar los ingresos no petroleros que percibe el reino, pero que eso no significa que la economía del país vaya a crecer.

Enlaces a más artículos sobre el coronavirus
BBC

Visita nuestra cobertura especial


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=HJFAoUU2alE&t=45s

https://www.youtube.com/watch?v=SlTSFkTsZL8

https://www.youtube.com/watch?v=B_Gzc2Z7uQY