Escucha esta nota aquí

Ecuador implementó el lunes el pasaporte biométrico como parte de las negociaciones que mantiene con la Unión Europea (UE) para la eliminación de la visa Schengen para sus ciudadanos.

"La puesta en circulación del pasaporte biométrico es un paso importante en las negociaciones en curso para una futura exoneración de la visa de ingreso al espacio Schengen", dijo el canciller ecuatoriano Luis Gallegos.

En un acto en el que el presidente Lenín Moreno fue el primero en obtener ese documento electrónico en el Registro Civil en Quito, Gallegos añadió que "para lograr esta exoneración es necesario que la Comisión Europea proceda a revisar las listas de los países que requieren visa para ingresar al espacio Schengen, entre los cuales está Ecuador".

Ecuador reemplazó hace 17 años el pasaporte manual por el de lectura mecánica, que ahora será reemplazado por el biométrico, según Gallegos.

En ese periodo, el estatal Registro Civil emitió alrededor de 6,5 millones de pasaportes.

"Hasta ayer, el Ecuador era el único país de la región que continuaba emitiendo pasaportes de lectura mecánica, un documento que sin duda tiene seguridades pero que en definitiva necesitaba ser actualizado", manifestó a su vez el director de la entidad responsable de la emisión de documentos de identificación, Vicente Taiano.

La UE y Ecuador sostienen desde hace cuatro años un acuerdo comercial, que en 2019 permitió la exportación de productos ecuatorianos por 3.108 millones de dólares y la importación de europeos por 2.912 millones, de acuerdo con el Banco Central.