Escucha esta nota aquí

Washington va a acusar públicamente a China de intentar piratear investigaciones estadounidenses sobre una vacuna para el coronavirus, informaron este lunes dos periódicos. 

El FBI y el Departamento de Seguridad Nacional (DHS, por sus siglas en inglés) están planeando emitir una advertencia sobre los piratas informáticos chinos, en un momento en que iniciativas gubernamentales y privadas están en una carrera contrarreloj para obtener una vacuna, informaron los diarios estadounidenses The Wall Street Journal y The New York Times.

Según los reportes, varios funcionarios estadounidenses acusan a los piratas de estar vinculados al Gobierno chino. La advertencia será emitida en los próximos días. 

Interrogado por la AFP, la diplomacia de Estados Unidos declinó confirmar o desmentir la información. 

En Pekín, el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores, Zhao Lijian, rechazó las acusaciones, afirmando que su país se opone firmemente a los ciberataques. 

"Estamos liderando la investigación mundial para el tratamiento y una vacuna para el Covid-19", afirmó el ministro, que aseguró que es "inmoral" atacar a China con rumores y calumnias en ausencia de "pruebas". 

Estados Unidos tiene una larga querella con China, a quien acusa de espionaje industrial, y la defensa de la propiedad intelectual estuvo en el centro de la guerra comercial entre ambas potencias. 

Pero esta nueva acusación puede enturbiar aún más las relaciones muy deterioradas desde la aparición del nuevo coronavirus en la ciudad china de Wuhan a finales de 2019. 

El Gobierno de Donald Trump acusa a las autoridades chinas de haber tardado en alertar al mundo de la epidemia y de haber disimulado su extensión, por lo que considera que son "responsables" de la propagación planetaria, que ha provocado una crisis económica sin precedentes.