Escucha esta nota aquí

Estados Unidos recibió solo el apoyo de Israel este viernes para rechazar, en una votación en la Asamblea General de la ONU, una resolución de "acción integral y coordinada" contra la pandemia de Covid-19 y que subraya el "papel crucial" de la OMS. 

Negociado desde mayo, este texto fue adoptado por una abrumadora mayoría de 169 países de los 193 que integran las Naciones Unidas. Ucrania y Hungría se abstuvieron. 

La resolución, que comprende alrededor de sesenta artículos y se llama "ómnibus" porque cubre múltiples aspectos de la pandemia, "reconoce el papel crucial de la Organización Mundial de la Salud y el papel fundamental del sistema de las Naciones Unidas en la movilización y coordinación de la acción global contra la pandemia". 

Estados Unidos se retiró de la OMS en la primavera boreal, acusándola de haber mal administrado la epidemia y de haber retrasado el lanzamiento de la alerta global. 

Washington explicó ante la Asamblea General que no podía apoyar una resolución que no menciona a los defensores de derechos humanos y que subraya el papel de la OMS. 

El texto "exige que se fortalezca la cooperación y la solidaridad internacionales para contener, mitigar y superar la pandemia y sus consecuencias". 

Respalda además el llamado en marzo del secretario general de la ONU a un alto el fuego en países en conflicto para facilitar la lucha contra la enfermedad, seguido hasta la fecha de escaso efecto. 

Y "pide la eliminación urgente de obstáculos injustificados", es decir, sanciones, para acceder a productos para contrarrestar la pandemia. 

La resolución solicita a los Estados miembros que "fortalezcan de manera sostenible su sistema de salud", "los insta a dar a todos los países acceso rápido y gratuito" a los tratamientos y vacunas. 

También pide el mantenimiento de las cadenas de suministro alimentario y agrícola y fomenta la armonización de estrategias de recuperación económica que promueven el desarrollo sostenible y la lucha contra el calentamiento global. 

Antes de la votación, Estados Unidos intentó sin éxito una enmienda para eliminar un párrafo que apoyaba la protección de la mujer en el área de la salud sexual y reproductiva. 

Junto con la superpotencia norteamericana, que explicó que estaba en contra del aborto, Libia e Irak también votaron por la supresión de este párrafo. Pero más de 120 países votaron para mantenerlo, mientras otros 25 se abstuvieron.