Escucha esta nota aquí

El joven que abrió fuego contra una sinagoga en California en 2019 fue condenado este jueves a cadena perpetua, sin posibilidad de libertad provisional.

John Earnest, de 22 años, se declaró culpable en julio de abrir fuego en la sinagoga Chabad de Poway, cerca de San Diego, California, el 27 de abril de 2019, último día de la Pascua Judía. 

Lori Gilbert Kaye, de 60 años, murió en el tiroteo, y el rabino Yisroel Goldstein (57), Almog Peretz (34) y su sobrina de 8 años, Noya Dahan, resultaron heridos.

El ataque ocurrió seis meses después de que un supremacista blanco matara a 11 personas en un ataque en una sinagoga de Pittsburgh, en Pensilvania, el peor contra un lugar de culto judío en la historia de Estados Unidos.

Earnest fue detenido después del tiroteo, cuya autoría reconoció, así como la de un incendio que no dejó víctimas en el Centro Islámico en la ciudad de Escondido, también cerca de San Diego.

"Vengo de abrir fuego contra una sinagoga. Estaba tratando de defender mi nación de los judíos", dijo de acuerdo con los documentos presentados en la corte.

La justicia federal lo imputó en mayo de 2019 por homicidio y más de 100 cargos de crímenes de odio.

En la época se declaró no culpable, sin embargo, este año modificó su versión ante el tribunal y admitió culpabilidad frente a ambos ataques por los cuales enfrentaba la pena capital, en vigor en California aunque el gobernador del estado suspendiera las ejecuciones.

Comentarios