Escucha esta nota aquí

Estados Unidos envió a Brasil dos millones de dosis de hidroxicloroquina, cuyo uso para tratar el nuevo coronavirus es controversial, anunció el domingo la Casa Blanca.

"Los pueblos estadounidense y brasileño son solidarios en la lucha contra el coronavirus. Hoy, como prueba de esa solidaridad, anunciamos que el Gobierno estadounidense envió dos millones de dosis de hidroxicloroquina al pueblo de Brasil", dijo la Presidencia estadounidense en un comunicado.

La hidroxicloroquina "será usada como un profiláctico para proteger del virus a las enfermeras, doctores y profesionales de la salud en Brasil. También tendrá un uso terapéutico para tratar a brasileños infectados", añadió.

El presidente estadounidense, Donald Trump, que ha expresado su cercanía con su par brasileño, Jair Bolsonaro, intensificó la efervescencia en torno a la hidroxicloroquina cuando anunció hace días que comenzó a tomarla diariamente, a título preventivo, a pesar de las recomendaciones de las autoridades sanitarias estadounidenses.

Bolsonaro, por su lado, está convencido de los efectos de la hidroxicloroquina, hasta el punto de que el Ministerio de Salud de Brasil recomendó la semana pasada su uso para todos los pacientes levemente afectados de Covid-19.

La hidroxicloroquina es empleada desde hace tiempo contra el paludismo, pero su eventual eficacia contra el nuevo coronavirus no ha sido, hasta el momento, demostrada por ningún estudio riguroso.

Varios ensayos clínicos fueron suspendidos en el mundo y algunos países, entre ellos Francia, prohibieron el uso de la hidroxicloroquina para tratar el Covid-19.

La Casa Blanca también indicó que Estados Unidos enviará próximamente 1.000 respiradores a Brasil en el marco de la lucha contra la pandemia.