Escucha esta nota aquí

Estados Unidos aumentó ayer la presión contra el Gobierno de Nicolás Maduro al imponer sanciones contra el canciller venezolano Jorge Arreaza y prometer nuevas medidas contra Caracas y “aquellos encargados de conducir su diplomacia y de administrar la justicia”.

Las sanciones implican que las propiedades en EEUU de los denunciados, quedan bloqueadas.

Washington impulsa una serie de sanciones contra instituciones de Venezuela en el marco de su campaña por el reconocimiento del líder Juan Guaidó, que en enero se proclamó presidente interino al considerar que Maduro carece de legitimidad.

Tras el reconocimiento de Guaidó, ambos países rompieron relaciones diplomáticas y comenzó una pugna por quién tiene el derecho de ejercer la representación de Venezuela en Washington, cuya embajada está actualmente ocupada por activistas favorables a Maduro. 

El Tesoro dijo que seguirá presionando al círculo de Maduro “incluyendo a los encargados de conducir su diplomacia y de administrar la justicia”.  

Arreaza respondió al anuncio desde su cuenta de Twitter: “Hay reacciones que confirman que transitamos el camino correcto y nos dan más fuerza para luchar”. 

Rusia, uno de los puntales de Maduro, exhortó a EEUU a “volver al terreno del derecho internacional, a poner fin a la política del chantaje y a dejar de provocar tensiones en Venezuela”, según un comunicado del Ministerio de Relaciones Exteriores. 

Tags

Comentarios