Escucha esta nota aquí

La Casa Blanca admitió este martes que el objetivo del presidente Joe Biden de inyectar al 70% de la población adulta con al menos una dosis de la vacuna anticovid para el 4 de julio, día de la fiesta nacional de Estados Unidos, será incumplido.

Se trata de la primera meta no alcanzada en términos de vacunación para el presidente estadounidense, que convirtió el aceleramiento de la campaña de inmunización en una prioridad del comienzo de su mandato.

El objetivo será alcanzado sin embargo "por los adultos de 27 años y más" de ahora al 4 de julio, dijo Jeff Zients, coordinador de la lucha contra el covid-19 de la Casa Blanca.

"Pensamos que tomará algunas semanas más para llegar al 70% de todos los adultos con al menos una dosis", añadió en una conferencia de prensa, asegurando que la cifra fijada por el presidente a comienzos de mayo era "muy ambiciosa".

Hasta el momento, 65,4% de los mayores de 18 años han recibido al menos una dosis de una de las tres vacunas autorizadas en Estados Unidos.

Pero el ritmo de vacunación se ha ralentizado desde abril cuando llegó a un pico de 3,4 millones de dosis diarias y no permitirá que se alcance la meta de 70% en menos de dos semanas.

El último promedio es de unas 850.000 dosis diarias,
según los datos de las autoridades sanitarias, una cifra que incluye a los niños y adolescentes de 12 años o más vacunados con la Pfizer.

"Donde el país necesita hacer más es en el grupo de edad de 18 a 26", dijo Zients. "La realidad es que muchos jóvenes estadounidenses piensan que el covid-19 no es algo que los afecte y es menos probable que se vacunen".

- "Grandes celebraciones" -
El mandatario también se había fijado que 160 millones de estadounidenses hubieran completado su vacunación para el 4 de julio. Pero hasta el momento, faltan 10 millones de personas para cruzar la meta.

Ese objetivo debería alcanzarse de aquí "a mediados de julio", según Zients. "Seamos claros: nuestra campaña de vacunación es una 'historia exitosa' al estilo estadounidense", defendió Biden en un tuit poco después del anuncio.

"Cuando llegamos al poder, 3.000 estadounidenses morían todos los días. Hoy, las hospitalizaciones se han reducido en un 90%".

Y gracias a los avances ya realizados, Estados Unidos podrá celebrar su fiesta nacional con gran pompa.

"Estados Unidos se está preparando para un histórico 4 de julio, con grandes festividades", dijo Zients.

En la Casa Blanca se espera a mil personas.

"Amigos, nos encaminamos a un verano muy diferente al del año pasado. Un verano brillante, de alegría", declaró el viernes el presidente durante un discurso con motivo de las 300 millones de inyecciones durante los 150 primeros días de su mandato.


Comentarios