Escucha esta nota aquí

Varios cientos de soldados estadounidenses comenzaron a llegar el sábado a Lituania, miembro de la OTAN, para realizar maniobras militares cerca de la frontera con Bielorrusia, donde aumentan las tensiones tras sus controvertidas elecciones presidenciales.

Más de una docena de tanques cruzaron el sábado por la tarde la frontera lituana desde la vecina Polonia, socio en la OTAN, constató un fotógrafo de la AFP.

El despliegue, que durará hasta noviembre, está "planeado con antelación y no tiene relación con los acontecimientos en la región", indicó el ministerio de Defensa lituano en un comunicado.

Lituania lideró la diplomacia en Europa sobre Bielorrusia, envuelta en una crisis inédita tras la controvertida reelección de su presidente Alexander Lukashenko en los comicios del 9 de agosto, cuyos resultados son considerados fraudulentos por la oposición.

La líder opositora bielorrusa Svetlana Tijanóvskaya, que reivindica su victoria en las elecciones, se refugió en Lituania. Este país, además, al igual que sus vecinos bálticos Estonia y Letonia, incluyó en su lista negra a Lukashenko.

El mandatario, que asegura que ganó los comicios de manera justa, reprimió duramente las manifestaciones surgidas tras las elecciones para pedir su marcha.

Igualmente acusó a la OTAN de acumular fuerzas en Polonia y Lituana, a lo largo de la frontera occidental de Bielorrusia.

Varsovia, Vilna y la Alianza calificaron estas acusaciones de infundadas.

Esta no es la primera vez que Estados Unidos envía tropas a Lituania.

Durante una visita a Vilna en julio, el secretario del Ejército, Ryan McCarthy, dijo que su país seguiría desplegando cientos de soldados para ejercicios en Lituania.

Hace tres años, la OTAN desplegó tropas de rotación permanentes en las zonas de Polonia y los estados bálticos para protegerse de las iniciativas rusas en su flanco oriental, una región anteriormente bajo el control de Moscú.