Escucha esta nota aquí

El Congreso de Estados Unidos dará el martes un primer paso para aprobar un nuevo paquete de ayuda a Ucrania, de casi 40.000 millones de dólares, en línea con el indefectible apoyo del presidente Joe Biden a Kiev en el conflicto con Rusia. 

"Con este programa de ayuda, Estados Unidos envía una señal al mundo de nuestra determinación inquebrantable de apoyar al valiente pueblo de Ucrania hasta la victoria" contra Moscú, subrayó la presidenta demócrata de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, en una carta a legisladores. 

El paquete incluye 6.000 millones de dólares que permitirán a Ucrania equiparse con vehículos blindados y fortalecer su defensa antiaérea en un momento en que los combates continúan en el este y el sur del país. 

También están previstos cerca de 9.000 millones de dólares para garantizar, entre otras cosas, "la continuidad de las instituciones democráticas ucranianas", así como un gran componente humanitario para enfrentar la invasión ordenada por el presidente ruso Vladimir Putin desde el pasado 24 de febrero.

Durante varias semanas, Biden ha estado pidiendo al Congreso estadounidense 33.000 millones de dólares para ayudar a Ucrania. Pero el lunes por la noche los líderes legislativos demócratas y republicanos acordaron aumentar aún más la asistencia y llegaron a un compromiso cercano a los 40.000 millones. 

Salvo una gran sorpresa, los miembros de la Cámara de Representantes deberían dar su aprobación a este paquete el martes por la noche, antes de una votación en el Senado al final de esta semana o principios de la próxima. 

"Aprobar este financiamiento de emergencia rápidamente es esencial para ayudar al pueblo ucraniano en su lucha contra el cruel Putin", insistió este martes el líder de los demócratas en el Senado, Chuck Schumer.

En un Congreso acostumbrado a las disputas políticas, estas medidas gozan de un apoyo bipartidista muy amplio. 

Urgencia 

Biden instó al Congreso a votar "inmediatamente" esta financiación, según un comunicado el lunes. Hay, según el ejecutivo estadounidense, urgencia. 

"Evaluamos que el presidente Putin se está preparando para un conflicto prolongado en Ucrania", dijo la directora de Inteligencia Nacional, Avril Haines, en una audiencia en el Capitolio, sede del Congreso.

Biden señaló que los recursos proporcionados por Estados Unidos para ayudar a Ucrania se agotarán en diez días. 

"No podemos dejar que nuestras distribuciones de ayuda se detengan a la espera de una decisión del Congreso", dijo el presidente estadounidense, quien regularmente expresa su deseo de liderar la gran lucha de las democracias contra los regímenes autoritarios. 

Cerca de 9.000 millones de dólares de estos fondos también permitirán estadounidenses reponer sus propias existencias de armamento.

Tradicional aliado en la política exterior de los presidentes estadounidenses, el Congreso ya liberó casi 14.000 millones de dólares para la crisis de Ucrania a mediados de marzo, después de escuchar al presidente ucraniano Volodimir Zelenski comparar el conflicto de su país con las horas más oscuras de la historia estadounidense, como el ataque a Pearl Harbor y los atentados del 11 de septiembre de 2001.

Dos pesos pesados del Senado, el republicano Lindsey Graham y el demócrata Richard Blumenthal, avanzaron en la lucha contra Moscú el martes, al presentar una resolución que insta al jefe de la diplomacia estadounidense a incluir a Rusia en la lista negra de Estados Unidos de "estados que apoyan el terrorismo". 

Cuatro países hoy están en esta lista: Cuba, Irán, Siria y Corea del Norte.

Comentarios