Escucha esta nota aquí

Estados Unidos registró 382 muertes relacionadas con el coronavirus en las últimas 24 horas, la cifra diaria más baja en semanas, en el país que suma 115.729 fallecimientos, según el conteo de la Universidad Johns Hopkins este domingo. 

Desde finales de mayo, el número de muertes diarias rara vez ha superado las 1.000 en Estados Unidos, el país más afectado a nivel global, con la mayor cantidad de fatalidades y de infecciones. Estas últimas treparon a 2.093.335 hasta las 20:30, según el registro de la universidad con sede en Baltimore. 

Estados Unidos, que había registrado el sábado 734 muertes por el virus, continúa presentando unos 20.000 nuevos casos de contagio cada día, en momentos en que en algunas partes del país las cifras han empezado a subir.

La primera ola aún no ha pasado completamente y la epidemia se ha desplazado desde Nueva York y el noreste a una amplia franja que cubre el sur y el oeste del país, dirigiéndose ahora hacia estados como Arizona, Texas y Florida. 

Por otro lado, autoridades sanitarias están preocupadas por las multitudinarias manifestaciones que se han realizado en varias ciudades estadounidenses en los últimos días, en protesta por la muerte a manos de la policía de una afroamericano, que podrían hacer rebrotar la enfermedad

El gobierno de Donald Trump ha advertido que un mayor cierre de la economía está fuera de discusión en caso de una segunda ola.