Escucha esta nota aquí

Estados Unidos se sumará a una iniciativa internacional para acabar con el extremismo violento en línea, dijo el viernes la Casa Blanca, unos dos años después de que la administración de Donald Trump se negara a hacerlo. 

La portavoz del gobierno de Joe Biden, Jen Psaki, dijo que Washington "se sumará al Llamado a la Acción de Christchurch para eliminar el contenido terrorista y extremista violento en línea, un compromiso global de los gobiernos miembros y socios tecnológicos para trabajar juntos en el abordaje del contenido terrorista y extremista violento en línea".

La iniciativa lleva el nombre de la ciudad de Nueva Zelanda donde un terrorista de extrema derecha masacró a 51 personas en dos mezquitas en 2019 mientras transmitía su ataque en vivo en Facebook. 

"Contrarrestar el uso de internet por terroristas y extremistas violentos para radicalizar y reclutar es una prioridad significativa para Estados Unidos", dijo Psaki. 

En 2019, Estados Unidos se negó, en nombre de la libertad de expresión, a unirse al llamado, encabezado por la primera ministra de Nueva Zelanda, Jacinda Ardern, y el presidente francés, Emmanuel Macron, aunque enfatizó que respaldaba los objetivos de la iniciativa.  

Al unirse, "Estados Unidos no tomará medidas que violen las libertades de expresión y asociación, protegidas por la Primera Enmienda de la Constitución, ni violará expectativas razonables de privacidad", aclaró Psaki, e informó que Washington participará en una cumbre virtual el 14 de mayo.

Comentarios