Escucha esta nota aquí

Estados Unidos superó el miércoles las 250.000 muertes por coronavirus, mientras Nueva York anunció que volverá a cerrar las escuelas públicas para contener una segunda oleada y en Europa la tasa de mortalidad aumenta.

Estados Unidos alcanzó el miércoles la cifra de 250.000 muertos por Covid-19 desde el inicio de la pandemia, según el recuento de la Universidad Johns Hopkins.

El país, que tuvo más de un millón de nuevos casos la semana pasada, es el más afectado del mundo por el virus, por delante de Brasil e India.

A falta de una estrategia nacional, estados y ciudades estadounidenses han impuesto diversas restricciones que van desde el confinamiento hasta la prohibición de reuniones sociales o comer dentro de restaurantes.

El cierre de las escuelas en Nueva York tuvo lugar pese al alentador anuncio de los laboratorios estadounidense Pfizer y alemán BioNTech de que su vacuna contra el Covid-19 tiene una eficacia de 95%, similar a la de su competidor Moderna (94,5%).

Esta cifra es mejor que los resultados parciales publicados la semana pasada y que mostraban "más del 90%" de efectividad.

En Nueva York, no obstante, el alcalde Bill de Blasio dijo que las 1.800 escuelas públicas de la ciudad ofrecerán clases solamente en línea desde este jueves por un plazo indefinido, porque la tasa de test positivos superó el promedio de 3% durante siete días.

"Debemos luchar contra la segunda ola", afirmó.

El subdirector de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Jarbas Barbosa, alertó sobre el récord de hospitalizaciones por Covid-19 en Estados Unidos (casi 77.000). 

"Ya sabemos que cuando nuestras instalaciones de salud están abrumadas, se limita nuestra capacidad para tratar a quienes están gravemente enfermos", señaló.

Las vacunas no son una solución mágica, y los países deberán "subir la cuesta" por el momento sin ellas, advirtió por su lado el director de emergencias de la Organización Mundial de la Salud, Michael Ryan.

"Creo que deberemos esperar entre cuatro y seis meses" para poder alcanzar "un nivel significativo de vacunación", señaló Ryan en una sesión de divulgación en redes sociales.

Pese a las restricciones, el mundo ha registrado hasta ahora 55,8 millones de casos de Covid-19, con más de 1,3 millones de muertes, según el último recuento de la AFP.