Escucha esta nota aquí

El precio del bitcoin subió por encima de los 60.000 dólares por primera vez desde abril y se acerca a su máximo histórico, mientras el regulador de valores de Estados Unidos estudia la posibilidad de autorizar fondos indexados (ETF) vinculados a la criptodivisa, lo que podría impulsar la demanda.

El precio del bitcoin se ha disparado un 40% en un mes y se acerca de su récord de 64.870 dólares alcanzado hace seis meses.

Los compradores esperan que este nuevo producto financiero permita a más actores financieros tradicionales participar en el mercado.

Este viernes subió 8,37% a 62.253 dólares a las 20:50 GMT en Nueva York.

Desde 2013, la Comisión de Mercados y Bolsa de Estados Unidos (SEC por sus siglas en inglés) ha rechazado sistemáticamente múltiples solicitudes para crear estos fondos que cotizan en bolsa y que replican el precio del bitcoin.

Pero el regulador podría aprobar el lanzamiento de estos productos la próxima semana, según Bloomberg, que cita fuentes cercanas al tema.

En su cuenta de Twitter, la SEC escribió el jueves por la noche: "Antes de invertir en un fondo que tiene contratos futuros sobre el bitcoin, asegúrese de haber sopesado los riesgos y los beneficios", un mensaje visto por los aficionados a las criptomonedas como una señal de que los fondos serán aceptados pronto.

"Momento clave"

"Este es un momento clave para las criptomonedas", comentó Walid Koudmani, analista de XTB.

"A largo plazo, es una noticia importante, ya que indica que las autoridades están aceptando la idea de que la gente posea criptoactivos", dijo a la AFP Charlie Erith, jefe de la gestora de criptomonedas ByteTree Asset Management.

Los reguladores siguen siendo ambivalentes respecto a un sector descentralizado y desmaterializado, creado desde cero por personas anónimas hace 13 años.

En China, por ejemplo, las autoridades han prohibido por completo las plataformas de intercambio de bitcoins. Y las autoridades en Europa y Estados Unidos no son mucho más entusiastas al respecto.

La SEC ha calificado en varias ocasiones al sector de las criptomonedas como el "Viejo Oeste", y al otro lado del Atlántico, el vicegobernador del Banco de Inglaterra (BoE), Jon Cunliffe, ha dicho que hay una "necesidad urgente" de trabajar en la regulación internacional.

Aunque la institución británica no ve por el momento un riesgo mayor de que una crisis de la criptomoneda se extienda al resto del mercado, señaló que, con un tamaño de más de 2,3 billones de dólares, el mercado es ahora mayor que el mercado de hipotecas de alto riesgo o "subprimes" en 2008 (1,2 billones de dólares), cuyo colapso provocó una crisis financiera mundial.

Comentarios