Escucha esta nota aquí

El buque de salvamento 'Alan Kurdi', uno de los tres de la ONG alemana de ayuda a los migrantes Sea Eye, ha vuelto a salir en misión al Mediterráneo después de varios meses inmovilizado, anunció la organización el sábado.

El 'Alan Kurdi', el nombre de un niño sirio que murió en una playa turca en 2015 y cuya foto provocó una ola de indignación, salió del puerto de la ciudad española de Burriana el viernes por la noche para un destino no especificado, dijo Sea Eye en un comunicado. 

El presidente de la ONG criticó de nuevo la falta de participación de los países europeos, en particular su falta de implicación para encontrar una solución para acoger a los cerca de 12.000 migrantes que buscan refugio tras el incendio del campo griego de Moria esta semana, calificando de "cuento de hadas" su verdadera voluntad de ayudar.

Desde mayo, el 'Alan Kurdi' había sido inmovilizado por los guardacostas italianos por problemas "técnicos".

Posteriormente se le permitió navegar hasta el puerto español de Burriana, situado cerca de Valencia, para realizar trabajos de mantenimiento.  

Según Sea Eye, la reparación del buque había impedido tres operaciones de rescate.

Sea Eye, citando cifras de las Naciones Unidas, afirma que 252 personas murieron en la zona de operaciones habitual del buque desde mayo durante su ausencia. 

La ONG alemana tiene previsto alquilar un nuevo barco a finales de año, que será bautizado con el nombre del hermano de Alan, Galip.