Escucha esta nota aquí

El control del Senado estadounidense se decidirá en las elecciones parciales en el estado de Georgia en enero, una contienda crucial para el futuro de la presidencia del demócrata Joe Biden, que ya provoca una intensa batalla política. 

El senador republicano David Perdue y su rival demócrata Jon Ossoff obtuvieron cada uno menos del 50% de los votos, según varios medios estadounidenses, lo que obligará a celebrar una segunda vuelta en ese estado el 5 de enero. Los electores también votarán en la misma fecha para elegir al segundo senador por Georgia. 

Si los demócratas logran esos dos escaños, le arrebatarán el control del Senado a los republicanos, un paso clave para ellos, ya que en Estados Unidos ninguna ley se puede aprobar sin un voto de la Cámara Alta.

¡Y ahora tomamos Georgia y cambiamos el mundo!,
deseó el líder de la minoría demócrata en el Senado, Chuck Schumer, ante transeúntes que celebraban la victoria de Biden en Nueva York. 

Todas las miradas se dirigirán hacia Georgia a la espera del futuro del Senadotuiteó este sábado la republicana Nikki Haley, ex embajadora de Trump en la ONU. 

Los republicanos tienen ahora la mayoría de la Cámara Alta, con 53 de los 100 escaños. 35 de ellos estaban en juego en las elecciones presidenciales y parlamentarias del martes. 

Tras su investidura el 20 de enero, la vicepresidenta Kamala Harris podrá, según la Constitución, desempatar las votaciones que obtengan 50 sufragios a favor y el mismo número en contra en el Senado. 

Los demócratas les quitaron dos escaños a los republicanos, en Colorado y Arizona. Pero estos conquistaron un escaño demócrata en Alabama. Además de los dos senadores de Georgia, aún se desconocen los resultados de otras dos elecciones: un escaño en Carolina del Norte y otro en Alaska, para los que los republicanos son favoritos, según las últimas cifras publicadas de los recuentos en curso. 

La esperanza demócrata está puesta en sus dos candidatos en Georgia: Jon Ossoff, de 33 años, y Raphael Warnock, de 51 años, pastor de la iglesia bautista de Atlanta en la que predicaba Martin Luther King.

Warnock afrontará a una senadora republicana aliada de Trump, Kelly Loeffler. Biden lidera con escasa ventaja el recuento de los votos de las presidenciales en Georgia, un estado que no votó por un candidato demócrata a la Casa Blanca desde Bill Clinton, en 1992.