Escucha esta nota aquí

Un nuevo estudio ha encontrado que el Covid-19 provoca daños en el pene y problemas de erección que pueden durar meses después de la infección

Se sabe que la infección por el coronavirus SARS-CoV-2 causante de la Covid-19 daña los vasos sanguíneos. Los vasos sanguíneos que suministran sangre al pene no son una excepción.

Los investigadores de la Facultad de Medicina Miller de la Universidad de Miami examinaron muestras de tejido del pene de pacientes de Covid-19 que se habían vuelto impotentes tras la infección usando un microscopio electrónico. Encontraron partículas de coronavirus que todavía estaban causando daños entre seis y ocho meses después, informa la revista de divulgación científica QUO.

Un estudio más detallado reveló evidencias de daños en los vasos sanguíneos del pene de estos pacientes de Covid-19, en comparación con otros dos hombres con disfunción eréctil que nunca se habían infectado. El virus afecta a la función endotelial, la regulación de la presión sanguínea que realizan las paredes de los vasos sanguíneos.

El daño es similar la que se produce en los pulmones, los riñones y el cerebro, habituales en los pacientes con síntomas graves por Covid-19. El investigador principal, Ranjith Ramasamy, indica que creen que estos efectos «podrían ser permanentes».

Los investigadores indican que es de esperar que el Covid-19 pueda afectar a los hombres de esta manera, dada la capacidad del virus de causar inflamación y dañar los vasos sanguíneos. Sin embargo, el estudio analiza unos pocos casos clínicos, y la extensión y duración de los daños producidos se podrá estudiar con mayor detalle en los próximos meses.


Comentarios