Escucha esta nota aquí

El derechista Alejandro Giammattei es el favorito para las elecciones presidenciales del domingo en Guatemala.

El país centroamericano es el más poblado de América Central y ha sido castigado por 36 años de guerra civil, crimen organizado, corrupción y pobreza. Giammattei, que busca por cuarta vez la presidencia, es un médico conservador que promete combatir la inseguridad con acciones drásticas, como revivir la pena de muerte y tratar a las violentas pandillas como terroristas.

Apoyado en muletas para caminar por una esclerosis múltiple desde hace 40 años, Giammattei encabeza las encuestas en el balotaje que disputará el domingo con la ex primera dama socialdemócrata Sandra Torres.

A sus 63 años, vuelve a luchar por la silla presidencial después de su primera candidatura en 2007, cuando quedó en tercer lugar y logró su mejor desempeño, tras lo cual su caudal electoral decayó en las carreras de 2011 y 2015.

En sus cuatro campañas, Giammattei ha militado en partidos políticos distintos, al igual que en sus dos infructuosos intentos por alcanzar la alcaldía de Ciudad de Guatemala, en 1999 y 2003. En esta ocasión lo postula el partido derechista Vamos. Según el portal guatemalteco Nómada, el aspirante es conocido por sus allegados por su carácter iracundo y su falta de control.

El candidato estuvo más de 10 meses en prisión en 2010 tras ser acusado de la ejecución de siete reos en una prisión en 2006, cuando era director del sistema penitenciario, pero quedó en libertad porque la fiscalía no pudo comprobar su participación en el caso.

En su libro “Relato de una injusticia”, publicado en 2012, Giammattei cuenta que “la cárcel es una amarga experiencia que, sin lugar a dudas, ejerce grandes cambios en las personas” y hace ver “la vida desde una perspectiva diferente”. A raíz de su detención, el político es un duro crítico de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (Cicig).

Tags

Comentarios