Escucha esta nota aquí

Al conmemorarse dos fechas que celebran la paz y la unidad en la comunidad internacional y, especialmente, para la Unión Europea, la invasión rusa a Ucrania cambió los festejos por protestas.

Y es que los bombardeos no se detuvieron durante el 8 de mayo, víspera de la fecha en que se rememora el fin de las hostilidades y la victoria aliada frente a la Alemania nazi en la Segunda Guerra Mundial, y hoy, persisten, durante el Día de Europa.

Desde distintos continentes, centenares de personas salieron el domingo a las calles con banderas nacionales europeas y ucranianas para expresar su rechazo a la guerra y pedir por la paz. Algunas de las manifestaciones se vivieron en ciudades de Austria, Chipre, México, Alemania e Italia.

Día de Europa

La UE celebra el 72º aniversario de su acto fundacional, la declaración de Robert Schumann que proponía la creación de una Comunidad Europea del Carbón y del Acero el 9 de mayo de 1950.

Fundada como un bloque comercial formado por países que pocos años antes estaban en guerra, la UE se convirtió en una potencia política que apoya con armas a Ucrania e impulsa sanciones sin precedentes contra Rusia.

Unidos frente a Rusia

El G7 se reunió el domingo a través de una videoconferencia y también conmemoró el fin de la Segunda Guerra Mundial en Europa. En su tercera sesión del año, en la que participó el presidente de Ucrania, Volodimir Zelenski, el grupo determinó nuevas sanciones contra Rusia.

El grupo de los países más industrializados (Francia, Alemania, Canadá, Italia, Japón, Gran Bretaña y EEUU) se “comprometió a prohibir o eliminar gradualmente las importaciones de petróleo ruso”, según anunció la Casa Blanca. “Esto implicará un duro golpe a la principal arteria de la economía de Putin y le negará los ingresos que necesita para financiar su guerra”, agregó en un comunicado.

“Rusia ha violado el orden internacional basado en normas, en particular la Carta de la ONU, concebida después de la Segunda Guerra Mundial para salvar a las generaciones sucesivas del flagelo de la guerra”, señaló el grupo.

Por su parte, el Gobierno británico anunció el domingo un nuevo paquete de sanciones comerciales contra Rusia y Bielorrusia por la invasión de Ucrania, con prohibiciones de exportación a la industria rusa y mayores aranceles, entre ellos al paladio.

Este importante paquete de sanciones infligirá más daño a la maquinaria bélica rusa”, dijo la ministra de Comercio Internacional, Anne-Marie Trevelyan.

Los aranceles aumentarán en 35 puntos porcentuales, incluidos al platino y el paladio -utilizados en la industria automovilística-, mientras que las prohibiciones a la exportación apuntan a bienes destinados a los sectores manufacturero y de maquinaria pesada de Rusia, como los plásticos, el caucho o las máquinas.


Comentarios