Escucha esta nota aquí

El ejercito israelí participa en entrenamientos en Alemania, un hecho que coincide este martes con conmemoraciones en lo que fue el campo nazi de Dachau y de la sangrienta toma de rehenes en los Juegos Olímpicos de Múnich en 1972.

El ejército alemán y el israelí participan hasta el 28 de agosto en ejercicios conjuntos, bautizados como "Blue wings 2020", los únicos que este año realiza Israel debido a la pandemia de coronavirus.

Estos entrenamientos comunes constituyen una "primicia" entre los dos países en territorio federal, se congratuló la Fuerza Aérea alemana, la Luftwaffe.

Para numerosos soldados israelíes, estos ejercicios militares, que tienen lugar 75 años después del fin de la II Guerra Mundial, tienen una importancia simbólica.

"Muy emotivo" 

Se trata de un "acontecimiento muy emotivo para todos" los participantes, explica a la AFP un oficial israelí, bajo anonimato, nieto de un superviviente del Holocausto.

Durante los últimos años, las fuerzas armadas de los dos países se han "acercado mucho", dice, en particular en el campo de la inteligencia y los ejercicios conjuntos en Israel.

La Fuerza Aérea alemana participó en ejercicios conjuntos en 2019 en el desierto israelí del Néguev.

Entre los pilotos israelíes figuran varios descendientes de víctimas del genocidio perpetrado por los nazis, de las que algunas pasaron por el campo de Dachau, creado en 1933 y que sirvió de modelo para numerosos campos de exterminio posteriores.

La delegación israelí participa este martes en la conmemoración con la ministra alemana de Defensa, Annegret Kramp-Karrenbauer, en el memorial del campo bávaro.

Las dos delegaciones depositarán una corona en el memorial del campo, uno de los símbolos de la barbarie nazi. El nieto de un superviviente del Holocausto pronunciará un discurso y el rabino Mendel Moraity rezará una oración.

La "señal conmovedora de nuestra amistad hoy es que por primera vez de nuestra historia, volamos juntos con el ejército del aire israelí", resume el general alemán Ingo Gerharz.

"Nuestra misión hoy es combatir el antisemitismo con la mayor firmeza", agrega el militar alemán.

Vuelve el antisemitismo 

Alemania registra desde hace unos años el resurgimiento del antisemitismo.

Las fuerzas armadas están en el ojo de mira porque algunos de sus miembros, entre ellos militares de élite, pertenecen al movimiento neonazi.

El ejército alemán había anunciado a finales de junio la disolución parcial de sus fuerzas especiales, a raíz de una serie de escándalos sobre su cercanía a la extrema derecha.

Los dos ejércitos rendirán también un homenaje a las víctimas de la sangrienta toma de rehenes durante los Juegos Olímpicos de Múnich en 1972 por el grupo palestino Septiembre Negro.

Un escuadrón germano-israelí sobrevoló el martes la base aérea de Fürstenfeldbruck, lugar donde murieron la mayor parte de los once atletas israelíes asesinados durante la toma de rehenes.

Además de las conmemoraciones y en un plano estrictamente militar, Israel va a desplegar para estos ejercicios conjuntos en la base aérea de Nörvenich seis aviones de caza F-16 "Barak", dos Boeing 707 y dos Gulfstream G-550. 

Los dos ejércitos del aire participarán también junto con otros países miembros de la OTAN, en maniobras en el marco del ejercicio internacional "MAG Days", que se organiza cuatro veces por año.

Las fuerzas aéreas también efectuarán decenas de vuelos simulando combates entre aviones, operaciones aire-suelo y suelo aire.