Escucha esta nota aquí

El expresidente Mauricio Macri (2015-19) regresó este martes a Argentina, pero anunció que aún no se presentará a rendir declaración indagatoria por presunto espionaje a familiares de los 44 tripulantes muertos en 2017 en el hundimiento del submarino ARA San Juan.

"No me presentaré hasta que los planteos que hará mi abogado sean resueltos para garantizarme el debido proceso y la defensa en juicio", escribió Macri en Twitter.

El expresidente de centro-derecha es investigado por su presunta responsabilidad en el espionaje a familiares de 44 tripulantes que murieron al hundirse un submarino en alta mar en noviembre de 2017. El San Juan fue descubierto en noviembre de 2018 a unos 900 metros de profundidad, luego de un año de búsqueda con apoyo de marinas de otras naciones.

Los familiares fueron objeto de seguimientos y escuchas, según denunciaron con pruebas ante el juzgado.

"No tengo nada que ver con esta causa. Jamás espié ni pedí que se espiara a las familias", se defendió Macri, quien fue citado para este miércoles.

El juez Martín Bava intentó indagar al expresidente el pasado 7 de octubre, pero Macri se excusó de comparecer al encontrarse en Estados Unidos, desde donde luego viajó a Catar. Se le concedió una prórroga hasta este 20 de octubre.

El exmandatario cuestionó haber sido citado "en campaña electoral" para las legislativas del 14 de noviembre, y otras medidas como prohibirle la salida del país.

Según indicó en un escrito el juez Bava, "el entonces presidente se encontraba en pleno conocimiento del seguimiento que realizaba la Agencia Federal de Inteligencia respecto a los familiares de los tripulantes" del submarino.

Macri planteó "la incompetencia del juez Bava resuelta por la cámara federal e irregularidades del juez denunciadas por posibles falsedades en otro proceso y funcional a los intereses oficialistas" del gobierno peronista.

Su abogado, Pablo Lanusse, fue autorizado a revisar la documentación reservada del expediente en el juzgado con sede en Dolores, 200 km al norte de Buenos Aires, informaron fuentes judiciales.

En la causa están procesados los entonces jefes de los servicios de inteligencia Gustavo Arribas y Silvia Majdalani, acusados de "hacer inteligencia ilegal" sobre los parientes que trataban de conocer el destino del submarino cuando estuvo desaparecido durante un año.

El gobierno de Macri fue denunciado en varios casos de espionaje a opositores, dirigentes sociales, periodistas e incluso a políticos de su propia fuerza política.

Macri ya había sido procesado en 2010 en otra causa por escuchas ilegales a un integrante de su familia y a opositores cuando era alcalde de Buenos Aires (2007-2015), de la cual fue sobreseído en 2015 poco después de asumir la presidencia argentina.


Comentarios