Escucha esta nota aquí

El gobierno de España anunció hoy que pedirá al Congreso prolongar el estado de alarma que permite el confinamiento de la población hasta el 7 de junio, en momentos en que continúan disminuyendo las cifras de nuevos contagios del coronavirus.

El presidente del gobierno, el socialista Pedro Sánchez, había anunciado anteriormente que pediría una prórroga de un mes, pero el gobierno rebajó la solicitud a quince días para retener el apoyo del partido centrista Ciudadanos, garantizando su aprobación este miércoles en el Congreso, donde carece de mayoría.

"Si no hay decreto de alarma, no hay capacidad para restringir la movilidad de la población, de nada hubiera servido el esfuerzo sacrificado y continuado que ha hecho el conjunto de los ciudadanos" durante el confinamiento, afirmó en rueda de prensa la portavoz del gobierno, María Jesús Montero.

Desde que comenzó el confinamiento el 14 de marzo, el Congreso ha aprobado sucesivas prórrogas pero en votaciones cada vez más ajustadas y en medio de una creciente hostilidad política, sobre todo de la oposición de derecha, que critica la gestión de la crisis y no apoyó la prórroga hace dos semanas.

El gobierno no descartó nuevas ampliaciones ya que a su juicio el estado de alarma debe acompañar al proceso en marcha de desconfinamiento de la población, previsto hasta fines de junio.

"La limitación de la movilidad, un derecho fundamental, solo se puede acometer con este instrumento", subrayó el ministro de Sanidad, Salvador Illa.

El gobierno defiende que el confinamiento ha permitido controlar la epidemia y disminuir la cifra de nuevos contagios diarios, que este martes se ubicó en 295 según el último balance del Ministerio de Sanidad.

Por tercer día consecutivo, las muertes diarias por covid-19 se mantuvieron por debajo de 100, ubicándose este martes en 83.

"Podemos valorar como muy satisfactoria la evolución de la pandemia", estimó Fernando Simón, director del centro de emergencias sanitarias.

El doctor Simón destacó también que el sistema sanitario ha conseguido "reducir por debajo de las 48 horas el tiempo entre la primera consulta y el diagnóstico" de coronavirus, lo que "permite pensar que, si hubiera rebrotes de la epidemia, seríamos capaces de localizarlos suficientemente rápido".

En total, el virus ha dejado en España más de 27.700 muertes y 232.000 contagios diagnosticados.

La gestión de la crisis del gobierno ha sido fustigada en protestas en los últimos días en Madrid y en otras ciudades del país. Esas manifestaciones, donde centenares de personas exigen "libertad" y la dimisión de Pedro Sánchez, fueron censuradas este martes por el ejecutivo.

Las protestas "están pidiendo libertad de movimiento y eso lo que significa en este momento (...) es libertad para el contagio, libertad para afectar a la salud del conjunto de los ciudadanos", dijo María Jesús Montero.

Un sondeo de un instituto público divulgado hoy mostró que la mayoría de los españoles apoyan el confinamiento y su prolongación, aunque se muestran divididos en cuanto a la confianza en la política del gobierno frente al covid-19.