Escucha esta nota aquí

El gobierno paquistaní ordenó bloquear las redes sociales y las aplicaciones de mensajería instantánea en el país este viernes por unas horas, coincidiendo con el día de oración semanal, tras varios días de violentas manifestaciones antifrancesas.

El Ministerio de Interior pidió a la Autoridad de Telecomunicaciones Paquistaní (PTA) que bloqueara "completamente" Twitter, Facebook, WhatsApp, YouTube y Telegram este viernes durante unas horas.

La PTA precisó, por su parte, que el objetivo era "mantener el orden público y la seguridad". Por la tarde, el servicio fue restablecido.

La prohibición se produjo después de que la embajada francesa en Pakistán recomendara a sus ciudadanos y a empresas francesas que abandonaran temporalmente el país debido a las "serias amenazas" que pesan sobre los intereses franceses.

La legación diplomática tomó esa decisión a raíz de las violentas manifestaciones de los últimos días en Lahore (este) y Karachi (sur), las dos mayores ciudades del país, así como en la capital Islamabad (norte), instigadas por el partido islamista radical Tehreek-e-Labbaik Pakistan (TLP) para exigir la expulsión del embajador de Francia.

En Pakistán, los partidos políticos suelen utilizar las redes sociales para movilizar a sus militantes. Quizá las autoridades temían que el TLP se sirviera de la oración de este viernes, que suele atraer a multitud de fieles a las mezquitas, para atizar el descontento de sus simpatizantes.

El arresto, el pasado lunes en Lahore, del jefe del TLP, Saad Rizvi, generó un gran enfado entre sus seguidores, y más de 200 de ellos fueron detenidos en los últimos días en enfrentamientos con la policía, según indicaron fuentes policiales a la AFP.

Horas antes de ser detenido, Rizvi había convocado una marcha en Islamabad, el 20 de abril, para reclamar la expulsión del embajador francés.

El TLP, un influyente partido extremista que instrumentaliza la cuestión de la blasfemia, tiene una gran capacidad de movilización y, en el pasado, logró cortar carreteras durante días.

Sin embargo, la situación este viernes era mucho más tranquila, aunque un grupo de simpatizantes del TLP se manifestó frente a una escuela religiosa, que también es la sede del partido.

Comentarios