Escucha esta nota aquí

La organización yihadista Estado Islámico (EI) reivindicó el lunes, mediante su agencia de propaganda Amaq, el ataque perpetrado la víspera en el este de Túnez donde murió un miembro de la Guardia Nacional.

El EI dio cuenta de la muerte de un miembro de las fuerzas de seguridad en este ataque cometido por "combatientes" de la organización, sin dar más precisiones.

El domingo, un coche con varios hombres dentro embistió a agentes de la Guardia Nacional cerca del puerto Kantaui, en la turística ciudad de Susa, y luego los apuñalaron. Uno de los agentes murió y otro resultó gravemente herido.

Tres atacantes, dos de ellos hermanos, fueron abatidos en la misma zona. No estaban fichados por las autoridades tunecinas.

Cada nuevo ataque de este tipo sumerge a Túnez en el recuerdo de los atentados suicidas que sufrió después la revolución de 2011. La ciudad de Susa ya había sido escenario de un ataque yihadista en 2015.