Escucha esta nota aquí

El bloque del kirchnerismo en la Cámara de Diputados de Argentina perdió hoy otros seis miembros en pleno escándalo causado por la detención del exfuncionario que manejó las obras públicas durante los gobiernos de Néstor Kirchner (2003-2007) y su esposa, Cristina Fernández (2007-2015).

Los seis diputados pertenecen al Movimiento Evita, uno de los principales actores que han integrado el Frente para la Victoria (FpV), la fuerza política encabezada por Kirchner y Fernández.

"No podemos dejar que la corrupción ensucie la única herramienta que tienen los trabajadores para conquistar derechos: la política", dice el comunicado firmado por los diputados Leonardo Grosso, Andrés Guzmán, Lucila De Ponti, Remo Carlotto, Araceli Ferreira, Silvia
Horne.

Ahora conformarán el bloque "Peronismo para la Victoria", al que
consideran "una herramienta legislativa" para hacer frente "al avance del ajuste y de las medidas antipopulares" del Gobierno de Mauricio Macri, según el escrito.

En diálogo con Efe, el diputado Carlotto aseguró que el Movimiento Evita revisó "crítica y autocríticamente" la derrota electoral que el peronismo vivió el año pasado, cuando Macri llegó a la Presidencia argentina. "Encontramos que esa discusión, dentro del bloque, no se estaba produciendo", señaló el diputado.

"Debe existir un pronunciamiento de todos los espacios políticos
para que quienes cumplieron o cumplen funciones en cualquiera de los
poderes estén a disposición de la Justicia", agregó. El diputado, hijo de la presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, dijo que los seis diputados buscarán "interactuar con todos los sectores que integran la oposición, fundamentalmente con los que tienen origen peronista, pero también con los que tengan otra integración ideológica".

"Somos parte del esquema de la oposición, hemos integrado hasta este momento el FpV y hemos compartido esa agenda, pero creemos también que tiene que haber contundencia por parte de la dirigencia política con respecto a los casos de corrupción", remarcó.

El FpV en Diputados ya había perdido unos 15 integrantes en febrero pasado, cuando un grupo de legisladores decidió conformar otro bloque parlamentario.

La nueva ruptura fue provocada por la detención, ocurrida la
semana pasada, del exsecretario de Obras Públicas José López
(2003-2015), quien fue atrapado por la Policía cuando intentaba
ocultar en un convento unos 8,9 millones de dólares