Escucha esta nota aquí

El Kremlin consideró "positivo" este viernes el llamado de Joe Biden a la desescalada entre Estados Unidos y Rusia, estimando que Vladimir Putin está en la misma línea, lo que podría concretar una cumbre entre los dos presidentes.

Como es habitual tras cada batería de sanciones, la presidencia rusa calificó de "inaceptables" las nuevas medidas punitivas contra Moscú anunciadas la víspera por Washington.

No obstante, el Kremlin se mostró este viernes más bien satisfecho por las palabras del presidente estadounidense.

"El presidente Putin habló [en primer lugar] de la necesidad de normalizar las relaciones y de una desescalada [...] así que es positivo que los puntos de vista de ambos jefes de Estado coincidan", declaró el portavoz de la presidencia rusa, Dimitri Peskov, quien sin embargo destacó que los dos países tienen multitud de desacuerdos.

Desde su llegada al poder, Biden ha prometido ser mucho más firme frente a Moscú que su predecesor Donald Trump, acusado de complacencia hacia Putin.

Pero el presidente de Estados Unidos propuso también a su homólogo ruso una cumbre "en un país tercero" y "en los próximos meses".

"Ha llegado el momento de la desescalada", dijo Biden el jueves.

La idea de una reunión fue bien recibida en Moscú, aunque Peskov reivindicó que Putin había sido el primero en proponer un diálogo profundo.

Aludía a una invitación en marzo a un diálogo en línea público y en directo después de que Biden calificara al presidente ruso de "asesino". La oferta fue entonces ignorada por la Casa Blanca.

Finlandia se ofreció a albergar una eventual cumbre entre Biden y Putin, según anunció este viernes la presidencia finlandesa.

El país nórdico ya organizó una cumbre entre Trump y Putin en 2018.

Comentarios