Escucha esta nota aquí

El líder del partido de derecha radical israelí Yamina, Naftali Bennett, anunció este domingo su intención de unirse a una coalición del opositor Yair Lapid que trata de sacar del poder al primer ministro Benjamin Netanyahu.

"Haré todo lo posible para formar un gobierno de unidad con mi amigo Yair Lapid" para poner fin al gobierno de Netanyahu, el más largo de la historia del Estado de Israel, declaró Bennett, tras reunirse con su partido, Yamina. 

Tras las declaraciones de Bennett, Netanyahu afirmó que una coalición de oposición sería un "peligro para la seguridad" de Israel.

Israel ha celebrado cuatro elecciones legislativas en menos de dos años, ninguna de las cuales logró separar a Netanyahu de sus rivales ni resultó en un gobierno estable.

Tras las últimas elecciones, en marzo, el presidente israelí Reuven Rivlin dio a Netanyahu, cuyo partido Likud (derecha) terminó en primera posición, el mandato de formar un gobierno. 

Pero el primer ministro saliente no consiguió reunir los 61 diputados necesarios, de los 120 de la cámara, para formar gobierno.

El centrista Lapid fue encargado entonces de formar un gobierno de unidad que reúna la izquierda, el centro y la derecha, en un plazo que vence el miércoles 2 de junio a las 23:59 locales (20:59 GMT), de lo contrario se corre el riesgo de ir a una nueva elección.

"Serían las quintas elecciones o un gobierno de unión", declaró el domingo Bennett, quien dijo que no era "posible" por el momento formar un gobierno de derecha "bajo la autoridad de Netanyahu". 

Para formar un "gobierno de unidad nacional", también llamado "gobierno del cambio", sería necesario que Lapid reuniera a 61 diputados y para ello, además del apoyo de Bennett, necesita el de al menos una de las dos formaciones árabes israelíes del país.

Comentarios