Escucha esta nota aquí

El papa Francisco rindió homenaje el sábado al personal sanitario, durante su primera audiencia de grupo en el Vaticano desde el desconfinamiento, en la que participaron médicos y enfermeras de Lombardía, la región italiana más afectada por la pandemia, indicó el Vaticano.

Este personal, que ha "consolado y apoyado" a los enfermos y pacientes a punto de morir, está integrado por "ángeles", dijo.

Lombardía fue la región más golpeada en Italia por la epidemia de coronavirus, que causó en total más de 34.500 muertos en el país.

El papa felicitó a sus visitantes por "estos pequeños gestos creativos de amor", como ayudar a pacientes gravemente enfermos a llamar a sus seres queridos para verles o hablarles por última vez.

"Ustedes fueron uno de los pilares de todo el país", declaró, y expresó "su estima y su sincero agradecimiento" al personal presente y a sus "compañeros en toda Italia".

El Vaticano tuvo que cumplir las mismas medidas de confinamiento que el resto de Italia. Estas fueron impuestas a principios de marzo y se levantaron a principios de junio.