Escucha esta nota aquí

Los precios del petróleo terminaron a la baja el jueves, lastrados por un aumento inesperado en los inventarios comerciales de crudo de Estados Unidos y una perspectiva sombría para la demanda mundial. 

El barril de Brent del Mar del Norte para entrega en enero bajó un 0,6%, en 27 centavos de dólar, desde el cierre del miércoles, a 43,53 dólares. 

En Nueva York, el barril estadounidense de WTI para diciembre cayó un 0,8%, o 33 centavos, a 41,12 dólares. 

Según un informe semanal publicado el jueves por la Agencia de Información Energética de Estados Unidos (EIA), las reservas comerciales de crudo subieron en 4,3 millones de barriles (MB) al 6 de noviembre, a 488,7 MB. 

Expertos interrogados por la agencia Bloomberg habían previsto una disminución media de 1,9 MB. 

Este sorprendente aumento suscita temores de un exceso de oferta en un mercado ya lastrado por la ralentización del consumo en el contexto del resurgimiento de la pandemia y el desplome de los viajes. 

La Agencia Internacional de Energía (AIE) redujo este jueves significativamente sus pronósticos para la demanda mundial de petróleo este año debido a la segunda ola de covid-19 que está afectando a Europa y Estados Unidos. 

En su informe mensual, la agencia no prevé un efecto inmediato ni siquiera del rápido descubrimiento de una vacuna, cuyos efectos positivos sobre la actividad económica y la demanda se sentirían solo en la segunda mitad del año de 2021, según señaló. 

El presidente de la Reserva Federal (Fed), Jerome Powell, dijo este jueves que la perspectiva de una vacuna eficaz no sería suficiente para superar los desafíos económicos que plantea la pandemia. 

El miércoles la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) había revisado a la baja sus estimaciones de demanda mundial de crudo para fines de 2020 y 2021. 

Los observadores y los actores del mercado ahora esperan acciones del cartel y sus aliados, reunidos en la OPEP+, que podrían retrasar en "entre tres y seis meses" el ingreso al mercado de 1,9 millones diarios previsto para el 1 de enero, dijo Bjornar Tonhaugen, de Rystad.