Escucha esta nota aquí

El Producto Interno Bruto (PIB) de Chile creció 0,4% en el primer trimestre en comparación a igual periodo del año anterior, debido al buen desempeño de la minería y la construcción, compensando la caída de actividades por la pandemia. El indicador entregado hoy por el Banco Central en su reporte de Cuentas Nacionales, se ubicó por encima de las expectativas del mercado (0,1%).

La cifra evitó que Chile entrara en una recesión con dos trimestres seguidos de caída en su producto, tras la contracción del PIB de 2,1% en el cuarto trimestre del año pasado, tras las masivas y violentas protestas sociales que estallaron el 18 de octubre.  

El resultado de los tres primeros meses de 2020 "se vio incidido por las medidas –decretadas por la autoridad sanitaria o adoptadas de forma voluntaria por la población– para la contención del contagio del Covid-19 a partir de marzo, las que impactaron en forma significativa en las actividades de educación, comercio, transporte y restaurantes y hoteles, entre otras", explicó el Banco Central.

El primer caso de coronavirus en Chile se registró el 3 de marzo y el lunes 16 se suspendieron las clases en los colegios y universidades y las empresas recomendaron a sus trabajadores trabajar desde sus casas.

Una semana después se cerró el gran comercio y se prohibió el funcionamiento de los restaurantes en todo el país.

Durante dos meses el gobierno optó por una estrategia de cuarentenas dinámicas o parciales, pero a partir de un incremento brusco de los contagios y fallecidos la semana pasada, el viernes comenzó a regir una cuarentena obligatoria para los siete millones de habitantes en todo Santiago.

Hoy, los contagios en Chile superan los 43.000 y los muertos por coronavirus llegaron a 450.

Por sectores

Con un crecimiento de 5,1%, la minería fue uno de los motores del crecimiento en el primer trimestre.

Chile es el principal productor mundial de cobre -con cerca de un tercio de la oferta global- y la industria comenzaba a reactivarse a inicios de año tras el apaciguamiento de la guerra comercial entre Estados Unidos y China, que derrumbó el valor del metal.

La industria manufacturera creció también (1,1%) liderada por alimentos, mientras que la construcción lo hizo en 5,3%.

Pero el sector comercial disminuyó reflejo de las medidas de contención, anotando una contracción de 1,7%, mientras que la actividad de transporte se redujo 3,4%.

Se proyecta que las próximas cifras empeoren. Las autoridades chilenas estiman una caída de hasta 2,5% del PIB anual para 2020 producto del coronavirus, pero la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) estimó que la caída llegaría al 4,3%.