Escucha esta nota aquí

El flamante presidente electo de Perú, Pedro Castillo, dejó entrever ayer que su gobierno lo conformarán figuras provenientes de diversas tiendas políticas, en sus primeras declaraciones a la prensa al día siguiente de ser proclamado por el jurado electoral.

“Estamos estructurando un equipo de trabajo y veo que hay personas bastante interesadas en contribuir en el apoyo a este gobierno, de todas las tiendas políticas, personas que también no son políticos que hoy las he visto [y] que tienen toda la disponibilidad”, aseguró Castillo, quien debe tomar las riendas del país en ocho días más.

Estamos haciendo una convocatoria a todos los técnicos, a las personas más distinguidas y comprometidas por el país”, para que se sumen al equipo del nuevo gobierno, dijo Castillo a los periodistas al salir de la oficina del Registro Nacional de Identificación y Registro Civil (Reniec), en el centro de Lima.

El maestro de escuela rural, que siempre luce un sombrero blanco de copa alta típico de los campesinos de su natal Cajamarca (norte) fue proclamado el lunes como presidente electo de Perú, seis semanas después del reñido balotaje del 6 de junio en que enfrentó a Keiko Fujimori.

La demora en su proclamación se debió a que el jurado electoral tuvo que resolver primero las impugnaciones de miles de votos y decenas de apelaciones presentadas por Fujimori.

Gobernabilidad

La gobernabilidad es uno de los grandes retos de Castillo, tras una polarizada campaña electoral y de un quinquenio gubernamental marcado por convulsiones políticas, que condujeron al país a tener tres presidentes en noviembre de 2020.

“Pido tranquilidad, serenidad al pueblo peruano. Ésta es una responsabilidad no solo del gobierno, es una responsabilidad de todos los peruanos”, expresó Castillo en tácita referencia a sus adversarios, a la salida de un local del Reniec.

Castillo, de 51 años, quien debe anunciar en cualquier momento los nombres de su jefe de gabinete y ministros claves, recibió ayer un saludo de la organización de la cúpula empresarial.

Comentarios